En el décimo episodio de MXP: cambios en el gabinete, más ministros offshore; Colombia y una izquierda a la que no le alcanzó; Nicaragua negocia, pero la violencia y las muertes no cesan; en Brasil, Lula, más cerca de la libertad.

Conducido por Santiago O’Donnell y con la participación de Guillermo Collini. Nuevos episodios todos los miércoles. Podés escucharlo en nuestros canales de YouTube y Mixcloud. Una producción de Gonzalo Criado y Julián Doyle para medioextremo.com




Argentina

Por Tomás Lukin y Santiago O’Donnell

El casting de la Casa Rosada para elegir ministros y secretarios es infalible: el flamante titular de Energía, Javier Iguacel, figura en los Paradise Papers. Las actividades offshore del funcionario están vinculadas a su paso por Pluspetrol, una petrolera de capitales argentinos donde se desempeñó hasta mayo de 2015. La docena de archivos identificados por PáginaI12 en el marco de la investigación impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung, vinculan a Iguacel con Pluspetrol Angola Corporation de Islas Caimán. El ex titular de Vialidad Nacional no es director ni accionista de la compañía montada en la guarida caribeña sino que estuvo encargado de sus operaciones a través tres poderes de abogado. Otorgados entre 2012 y 2014, los documentos lo autorizan a desarrollar un vasto conjunto de actividades legales, bancarias y financieras en nombre de la offshore. La presencia offshore del funcionario se extiende hasta seis meses antes de su alejamiento de la petrolera para iniciar su acelerada carrera en la política como precandidato a intendente por el PRO en la localidad bonaerense de Capitán Sarmiento.


De: Franco Leonel

UNASUR: concuerdo, resultará doloroso para muchos que este organismo o bien desaparezca, o bien se mantenga simplemente como una institución puramente formal de las decisiones de los países  sudamericanos. En algún momento en el 2015, cuando se cumplían diez años del “ALCA, ALCA, al carajo” de Hugo CHávez, junto a néstor Kirchner, Evo Morales, Rafael correa y otros dirigentes latinoamericanos populares , , se estaba queriendo señalar el final de un período en la historia regional, como una unión política desde la UNASUR, y económica desde el MERCOSUR, genuina e independiente de los intereses del primer mundo; con los sucesivos fallecimientos de Néstor Kirchner, Hugo Chávez y Fidel Castro, quedó abierta una brecha en la región para decidir a los siguientes dirigentes; decisiones que, está de más aclararlo, fueron desafortunadas y equivocadas.. Y volviendo a la situación general latinoamericana, no es creíble que el organismo se disuelva, incluso si la OEA toma el control, es necesario contar con el apoyo de un rostro aparentemente pluralista y democrático de la unión sudamericana para que las decisiones norteamericanas y de la UE sean efectivas.