Denuncian que se dispararon los contagios de Covid-19 en cadenas de supermercados: «Los gerentes se niegan a cerrar»

Las cadenas de supermercados están emergiendo como las grandes ganadoras durante la caótica crisis del coronavirus al mismo tiempo que registran múltiples denuncias desde los gremios sobre un crecimiento exponencial en los contagios y escenas de violencia con los gerentes de las sucursales.

Se trata de cajeros, repositores y empleados de otras secciones de empresas como Coto, Disco, Carrefour, Vital, Macro, Walmart, La Anónima, Jumbo y Chango Más, entre otras, del AMBA.

Según afirmó hoy Mario Amado, delegado de Carrefour  y fundador de la Agrupación La Voz de Comercio con presencia en esa cadena y también en Walmart, Coppel, Dexter, Fravega, Vital, Brinks y Rodo, hubo un fuerte crecimiento esta semana en los casos de empleados que contrajeron Covid-19 en el AMBA, epicentro de la pandemia en el país. De 170 casos se pasó a más de 500.

Y advirtió que el conteo podría estar quedándose corto, por las reticencias para comunicar los casos desde las compañías.

Esta semana, se volvieron a confirmar positivos de Covid-19 en la tienda Alto Palermo de la cadena de supermercados Disco. Ya suman diez los empleados contagiados y los gerentes se niegan a cerrar, a pesar de los pedidos de que activen el protocolo, informa el portal Infogremiales, que también reveló que la gerenta de la sucursal amenaza a los empleados para que nieguen el contacto estrecho con los positivos, evitando de esa forma aislarlos y realizar el hisopado.

Disco, supermercado del conglomerado chileno Cencosud, registró denuncias de parte de sus delegados por negarse a cerrar las tiendas con contagios y hacer rotar a los empleados para evitar que estén sin facturar.

Desde el espacio gremial aseguraron que del total que pudieron relevar hasta el momento, 158 corresponden a COTO, 129 a las sucursales de Carrefour, mientras que 70 son de la cadena Cencosud. Aunque los números están creciendo de forma constante según se puede ver en la cuenta de Twitter «Trabajadores de Supermercados»:

Las situaciones más complicadas dentro de CABA se dan en la sucursal 215 de Carrefour, ubicada en el barrio de Palermo (Scalabrini Ortiz 3128), donde se contabilizan 11 trabajadores contagiados, y en la tienda 35 de Disco, en Recoleta (Uriburu 1230), que ya suma 10 empleados afectados y que cuenta con 27 casos en total.

En Barrio Norte, tres sucursales de Coto totalizan 11 contagios (5 de ellos en French 2417, 3 en Junín 1073, 2 en Paraguay 2672 y 1 en Av. Díaz Vélez 4531).

«Los Trabajadores de Supermercados estamos necesitando que se acerquen a las distintas sucursales de diferentes empresas, se está propagando cada vez más el contagio en los trabajadores, no sale en ningún medio de comunicación«, dice la carta que trabajadores de supermercados le enviaron al jefe de Gobierno de la Ciudad Horacio Rodríguez Larreta y al Presidente Alberto Fernández a través de las redes sociales.

A principios de esta semana, en la sucursal 75 de la cadena de hipermercados Coto, ubicada en Lanús Oeste en el barrio de Villa Caraza, se detectaron 10 casos de trabajadores infectados con Covid-19, la mayoría del sector carnicería. Los trabajadores denunciaron que la empresa los obligaba a trabajar igual y que luego de haber sido testeados, los abandonaron en los centros de salud.

Tras la denuncia, inspectores municipales se presentaron para clausurar la sucursal y fue ahí donde apareció la figura de Eduardo Búfalo, Gerente de operaciones de esa sucursal que enfrentó a los gritos, sin tapabocas, y con tono de patota a los inspectores que fueron echados del lugar y solo lograron clausurar los sectores Carnicería y Centralizados.

“Listo. ¡Hoy voy en cana! ¡Hoy voy en cana, Tito! ¡Hoy voy en cana! Esto termina mal. ¡No van a cerrar la sucursal, Tito!”, “¡No la vas a cerrar, como que me llamo Bufalo!”, gritaba desaforado a los empleados del municipio.

Búfalo fue quien secundó a Coto cuando en 2017 la sucursal Paternal, en la calle Paysandú 1842, fue allanada por ser el búnker donde el CEO y fundador de la cadena, Alfredo Coto, guardaba un arsenal de armas de guerra.

Allí fueron halladas 227 granadas, 41 proyectiles de gases MM RIOT CS SMOCK, 29 armas, 3.886 municiones, un revólver doble acción calibre 38 a nombre de Alfredo Coto, una ametralladora UZI 9 milímetros a nombre de su hijo Germán, 14 chalecos antibalas, 22 cascos tácticos de la Guardia de Infantería de la Policía Federal sin número visible, un silenciador y nueve escudos antitumultos, según consta en el acta del expediente judicial.

En su indagatoria, Coto deslindó responsabilidades en Eduardo Búfalo, a cargo de Operaciones desde 2016. Búfalo no fue imputado y solo fue citado como testigo. En tanto a Coto y su hijo, los multaron con $3 millones.

About Author

Director: Santiago O´Donnell. contacto@medioextremo.com

Leave A Reply