“El fracking no se va a poder prohibir, siempre y cuando Vila y Manzano continúen siendo dueños de Mendoza”

Esas fueron las duras palabras con las que el científico y activista ambiental, Esteban Servat, se refirió a la dupla empresarial durante el «Foro Mundial Virtual por el Agua, la Tierra, el Clima y la Diversidad» celebrado en la Legislatura de Mendoza, el pasado 5 de junio.

Ante más de 30 disertantes de Argentina y el mundo, incluyendo funcionarios del gobierno provincial, el científico acusó también al vicegobernador, Mario Abed, y al ministro de Ambiente, Humberto Mingorance (presentes en el foro) de que “su gobierno es responsable del avance del fracking en Mendoza, de la persecución de referentes ambientales y del impulso de la megaminería, entre los cuales Mignorance es uno de los principales promotores”. Al tiempo que brindó los nombres de los ambientalistas que tienen causas por protestar contra estas actividades, que están comprobadas que son altamente contaminantes.

Servat mismo tuvo que irse de Mendoza por las persecuciones a raíz de su lucha contra el fracking, provincia en la cual tenía dos proyectos: “construir una comunidad multicultural autosustentable y otro para desarrollar herramientas de diagnóstico, por ejemplo, para tener forma de responder a pandemias y enfermedades emergentes”.

En 2018 publicó en su plataforma Ecoleaks, el informe que el Departamento General de Irrigación mendocino intentó ocultar, en donde se revelaba que las pruebas piloto del fracking estaban contaminando las napas en el Departamento de Malargüe. Luego de esto se desataron las denuncias penales, la persecución política y las amenazas de muerte que lo llevaron a irse del país y exiliarse en Alemania.

Durante su disertación, el científico habló sobre las empresas multinacionales norteamericanas y europeas,  las principales concesionarias de Vaca Muerta, que tienen prohibida esta práctica en sus territorios, pero las llevan a cabo en países del tercer mundo, desde donde exportan tanto el producto extraído como sus regalías, dejando un enorme pasivo ambiental y otras importantes consecuencias para el entorno y la salud de los pobladores de esas zonas. Por eso resaltó la importancia de contar con una ley en contra de la actividad y defendió la vigencia de la ley 7722 que defiende el agua de la provincia.

Sobre el final de su exposición se refirió a las tierras usurpadas por el reconocido empresario de los medios Daniel Vila, y a la dupla empresarial que éste tiene junto al ex político José Luís Manzano (ligados al extractivismo), denunciando ante los presentes que: “Mendoza es un feudalato de Vila-Manzano, que ponen y sacan gobiernos, y que sin el apoyo de los cuales casi ningún político puede hacer una carrera”. “El fracking no se va a poder prohibir, siempre y cuando Vila y Manzano continúen siendo dueños de Mendoza”.

Imágenes minutoya.com

 

About Author

Es periodista del staff de Medio Extremo. Cubre noticias de política y sociedad, principalmente de la Ciudad de Buenos Aires. Podés escribirle a: contacto@medioextremo.com

Leave A Reply