Brutalidad policial en EE.UU.: «George Floyd no es un mártir»

El ex oficial de policía Derek Chauvin mató a George Floyd el 25 de mayo cerca de la intersección de Chicago Avenue y East 38th Street en Minneapolis, pero las protestas que estallaron en respuesta a su muerte se extendieron por todo el mundo.

Chauvin, quien fue capturado en un video arrodillado sobre el cuello de Floyd durante casi nueve minutos, fue arrestado y acusado de asesinato en segundo grado. Los otros tres ex oficiales que también estaban en la escena están bajo custodia y fueron acusados ​​de ayudar e instigar asesinatos en segundo grado.

La activista y vloguer conservadora, partidaria de Donald Trump, Candace Owens, se refirió al crimen través de un video, donde da un giro y explica por qué no está de acuerdo con la supuesta narrativa que se está empujando alrededor de Floyd.

En un controvertido video de 17 minutos de duración compartido en Twitter el 3 de junio, Owens dijo que ella no «apoya a George Floyd y la representación de los medios de comunicación como un mártir para la América negra».

En su monólogo explicó que «ha estado pesando mucho» en su corazón y su mente el crimen. «Había tanta presión para que yo aceptara la opinión popular sobre quién era George Floyd. Nos están vendiendo muchas mentiras en detrimento de la comunidad negra, en detrimento de la comunidad blanca y en detrimento de Estados Unidos entero.»

Owens continuó: «No todos los estadounidenses negros son criminales. No todos los estadounidenses negros están cometiendo crímenes. Pero somos únicos en eso. son las únicas personas que luchan y gritan y exigen apoyo para las personas de nuestra comunidad que no son buenas para nada «.

Luego aclaró que no era ninguna defensa para Chauvin, y que la familia de Floyd merece justicia por la forma en que murió. «El hecho de que él fuera un criminal no significa que mereces morir en la rodilla de un oficial de policía. No, él no merecía morir de esa manera».

Y agregó: «Pero tampoco voy a aceptar la narrativa de que esto es lo mejor que la comunidad negra tiene para ofrecer».

«Por alguna razón, se ha puesto de moda en los últimos cinco o seis años para nosotros convertir a los delincuentes en héroes de la noche a la mañana. Es algo que considero despreciable. George Floyd es considerado un ser humano increíble y no lo era».

Owens alegó que Floyd estaba drogado en el momento de su muerte, que se encontraba bajo el efecto de las drogas (metanfetamina) durante su arresto; dijo además que su vida estuvo marcada por constantes delitos y entradas a la cárcel en 1998, 2002, 2004, 2005 y 2007, esta última, según Owens, por un asalto a mano armada en el que Floyd habría apuntado con un arma al estómago de una mujer, negra, embarazada.

Algunos medios, como ‘Daily Mail’ del Reino Unido, publicaron el listado de entradas a la cárcel y una condena por robo en Houston.

«No deberíamos comprar camisetas con su nombre», dijo. «Era un criminal violento», dijo sobre Floyd. «Todos fingen que este hombre vivió un estilo de vida heroico. Nadie quiere decir la verdad en la América negra. Nuestro mayor problema somos nosotros».

Y concluyó el video diciendo: «De todos modos, esto es solo una queja porque me he sentido súper, súper molesta por estas representaciones en la sociedad. No tengo que disculparme. George Floyd no es mi mártir. Pero sí puede ser tuyo».

En otra aparición en Twitter, el 4 de junio  también irrumpió durante la transmisión del emotivo servicio conmemorativo de Floyd. Se refirió a Meghan Markle y al presidente Trump en tuits mordaces, criticándolos por «tuitear para seguir siendo relevantes al pretender preocuparse por los problemas de los negros estadounidenses de los que no sabe nada». Y apuntó contra Joe Biden cuando escribió que las vidas de los negros solo son importantes para los liberales blancos cada cuatro años antes de una elección presidencial.

Para Owens, existen otras figuras de la comunidad negra que sí merecen ser modelos a seguir como Kobe Bryant, Thomas Sowell, Walter Williams y Shelby Steele.

About Author

Julián es periodista. Vive en Buenos Aires.

Leave A Reply