VERANO EXTREMO #4

Las personas mayores de 65 años son las que más comparten noticias falsas en redes, según un nuevo estudio

Los estadounidenses mayores son más propensos a compartir noticias falsas en Facebook, según un nuevo análisis realizado por investigadores de las universidades de Nueva York y Princeton. Los usuarios mayores compartieron más noticias falsas que los jóvenes, independientemente de la educación, el sexo, la raza, los ingresos o la cantidad de enlaces que compartieron. De hecho, la edad predijo su comportamiento mejor que cualquier otra característica, incluida la afiliación partidista. El estudio, publicado en Science Advances , examinó el comportamiento de los usuarios en los meses anteriores y posteriores a la elección presidencial de 2016 en los Estados Unidos. En todas las categorías de edad, compartir noticias falsas era una categoría relativamente rara. Solo el 8,5 por ciento de los usuarios del estudio compartieron al menos un enlace de un sitio de noticias falsas. Los usuarios que se identificaron como conservadores eran más propensos que los usuarios que se identificaron como liberales a compartir noticias falsas: el 18 por ciento de los republicanos compartían enlaces a sitios de noticias falsas, en comparación con menos del 4 por ciento de los demócratas. Los investigadores atribuyeron este hallazgo en gran parte a los estudios que muestran que en 2016, las noticias falsas sirvieron para promover la candidatura de Trump.

Sin embargo, el 11 por ciento de los usuarios mayores de 65 años compartieron una noticia falsa, mientras que solo el 3 por ciento de los usuarios de 18 a 29 lo hizo. Los usuarios de Facebook de 65 años o más compartieron más del doble de artículos de noticias falsos que el siguiente grupo de edad de 45 a 65 años, y casi siete veces más artículos de noticias falsos que el grupo de edad más joven (de 18 a 29 años).

El Hantavirus se descontrola en Epuyén: Hay 28 casos confirmados, 9 internados en grave estado y 10 muertos

Un pueblo de apenas 4.000 habitantes que aun no puede digerir la muerte de nueve pobladores a causa del hantavirus lucha ahora por salir adelante con la principal actividad económica de la región. “Lo que nos pasa es tremendo. La tristeza y el duelo que vivimos. Nos conocemos todos y todos tenemos algún afectado”, esbozó Rocío Nuñez, propietaria de la hostería Lemuria en Epuyén. “Nuestras economías familiares dependen del trabajo turístico, agregó la mujer, tengo dos hijas y espero la temporada para hacer una diferencia y poder vivir el resto de los meses del año. Hoy la situación es caótica: todas mis reservas se cayeron. Es un páramo. Hay que hacer compras, cargar nafta”.

Una mujer de 29 años que se encontraba internada en Chile murió el sábado como consecuencia del hantavirus y con su deceso incrementó a 10 víctimas fatales por el brote desatado en Epuyén. La víctima estuvo internada en el hospital de Alta Complejidad de Puerto Montt, en terapia intensiva durante varios días, según informó el Ministerio de Salud de Chubut. Su caso está vinculado al brote de Epuyén porque estuvo en contacto con personas de esa ciudad de Chubut que en diciembre viajaron al vecino país, es decir el virus se propaga de persona a persona. En tanto, funcionarios locales, gobierno nacional y especialistas con sensaciones encontradas: Gobierno recomienda no viajar a Epuyén por el brote de hantavirus, Ministro de Salud desmiente al intendente de Epuyén por la entrega de pastillas contra el hantavirus¿Se debe usar barbijo o no? Los especialistas se contradicen.

La nueva obra de arte de Banksy está arruinando la vida del propietario de un garaje donde hizo su nuevo grafiti

El garaje de Ian Lewis en Port Talbot, una ciudad portuaria del sur de Gales, fue el sitio del reciente mural del misterioso artista callejero Banksy, justo antes de Navidad. Mientras que el mundo del arte estaba emocionado de ver la pintura en su mayoría en blanco y negro , que parece ser un niño que disfruta de la nieve que cae (cuando en realidad están atrapando las brasas quemadas del fuego representado en la pared contigua), su vida ha estado en “caida libre”. Alrededor de 20,000 personas se presentaron en su garaje en Navidad para ver las paredes, incluido un hombre borracho que atacó la pintura y derribó las barreras circundantes y la pantalla protectora. “Ha sido muy, muy estresante y muy surrealista”, dijo Ian, de 55 años, a la BBC . Dice que recibió poca ayuda del mundo del arte o del consejo local para administrar una atracción tan popular, y como se muestra en propiedad privada, es su responsabilidad administrar la seguridad de los miles de visitantes. “Simplemente no puedo lidiar con esto ahora, para ser honesto contigo”, dijo.

Originalmente, no sabía que la pintura era un Banksy hasta que la imagen se volvió viral, tan pronto como se corrió la voz, hubo personas que llegaron a su propiedad para “cortar pedazos de ella”. “Incluso se habló de que la gente quería llevárselo a casa, querían robarlo”. En ese barrio funciona una de las acerías más grandes del mundo y el trabajo de Banksy es una protesta en ese sentido, la contaminación causada por la industria. Pero para el dueño de las paredes significó un infierno. Confirmó que estaba “más feliz” antes de que apareciera el Banksy. “He estado estresado, me cayó una bomba encima. Me gustaría un poco de normalidad en mi vida, como solía ser “.

Los parlamentarios galeses actualmente están debatiendo si comprar la pieza y posiblemente moverla para proteger la obra de arte y mantenerla en Gales. También podría ser adquirido por unas 100.000 libras (110.660 euros). Un comprador estaría interesado en adquirir por esa cantidad la obra, ubicada en el concreto del distrito suburbano de Taibach, en la ciudad galesa de Port Talbot.

View this post on Instagram

. . . . Season’s greetings . . .

A post shared by Banksy (@banksy) on

Río místico: A 13 años del robo del siglo, una obra de arte del delito

Hablar de la banda que asaltó el Banco Río es como hablar de los Beatles. Mística y audacia. Ya lo sabía entonces -hace 13 años- y lo sé ahora. Me consta. No tengo especial fascinación por los delincuentes entre otros oficios nobles, me permito fascinarme por artistas del cine, la música, el boxeo y la tauromaquia, me fascina la belleza de las mujeres. Soy un seductor heterodoxo, voy ofreciendo gratitud, amistad y respeto. No perdí la capacidad de admirar nunca. Sentarme en la mesa de los bandidos me ha cambiado la vida, es verdad. Como me escribió Enrique Symns: “No importa que agitáramos en distintos mundos porque la búsqueda de intensidad era la misma”. Estamos del mismo lado, siempre lo estuvimos en las propias trincheras de la circunstancia. Nuestra historia delincuencial abunda en bandidos elegantes, tenaces, salvajes y honestos. Gente buena hay en todas partes. Como el Robin Hood de los bosques. Fernando Araujo (cuya foto adentro del banco y enmascarado ilustra esta portada), Beto de la Torre, El Bocho de la Zurda, Zallo, Marito Vitette Sellanes (al final de la nota aparece su foto encapuchado y con billetes) y El ingeniero. Quedarán en la historia por mas de una fechoría, pero, es muy probable, que El Robo del Siglo ya sea una leyenda que trasciende el tiempo. El gran golpe del siglo fue considerado uno de los cinco asaltos más importantes del mundo. De los más inteligentes, los más logrados y mejor concebidos de la historia de la delincuencia a gran escala.

Así comienza su texto sobre El robo del Siglo, Andrés Calamaro, en lo que es el lanzamiento de su nueva revista digital sobre cultura y delito, NERVIO. “Nervio es una revista cultural que comprende los márgenes. Una revista para la inspiración de los bandidos y un espacio para la tauromaquia en tiempos de cólera”, dice en su about. Con firmas como Enrique Symns, Fabián Casas, Fernando Noy, Luis Ortega, Enrique Bunbury Osvaldo Príncipi, Ángel Cappa, Jorge Lanata, Daniel Melingo, Fabricio Oberto, Pablo Ramos, Leo Damario, Cuino Scornik, Jorge Larrosa, José Luis Estévez, Luis Valor, Litto Nebbia, Rodrigo Cañete, Maxi Prietto, promete ponernos nerviosos ya desde el verano, bajo este sol tremendo.

About Author

Julián es periodista. Vive en Buenos Aires.

Leave A Reply