BUSCAN A UN CHICO MIGRANTE QUE SE ESCAPÓ DE CASA PADRE

Un chico de 15 años que estaba alojado en el mega refugio para hijos de inmigrantes ilegales cerca del extremo sur de Texas, salió el sábado del predio y desapareció en la frontera. El domingo, la ONG a cargo, Southwest Key Programs, que opera el centro conocido como Casa Padre, confirmó que el adolescente había desaparecido, justo cuando la empresa buscaba tranquilizar a los miembros del Congreso y a los medios de comunicación que recorrieron el centro, que las aproximadamente 1.500 personas que vivían allí, de entre 10 y 17 años, estaban bien cuidados y vigilados de cerca.

El refugio, un antiguo Walmart en Brownsville, Texas, que fue reutilizado como el centro de cuidado infantil más grande del país , está en pleno debate por albergar a más de 1500 personas menores de edad que fueron separados de sus padres bajo la política de tolerancia cero impulsada a los cuatro vientos por del presidente Trump.

Un portavoz de Southwest Key, Jeff Eller, dijo el domingo que no podría exigir legalmente que los niños permanezcan en las instalaciones si buscaban irse, y que “de vez en cuando” los niñosse escapan de sus 27 albergues para niños inmigrantes. “No somos un centro de detención”, dijo Eller en un comunicado. “Hablamos con ellos y tratamos de que se queden. Si dejan la propiedad, llamamos a la policía “. Eller dijo que menos del 1 por ciento de todos los niños que pasaron por los centros de Southwest Key se escaparon, aunque se negó a proporcionar números específicos.

La revelación de que pueden abandonar esos centros por su cuenta planteó una serie de preguntas sobre el sistema de refugios, sobre todo quién es responsable de su seguridad, especialmente en un área como el Valle del Río Grande, uno de los corredores más activos para la trata de personas. Eller dijo que el adolescente salió de Casa Padre a las 3 pm el sábado y no regresó.

También el hecho de que se están escapando, genera dudas sobre la atención que se brinda puertas adentro. La salida del adolescente fue reportada a la policía en Brownsville. Si se lo encuentra, él volverá a estar bajo la custodia del Departamento de Seguridad Nacional y será referido nuevamente a la Oficina de Reubicación de Refugiados, dijeron las autoridades. Tony Martínez, el alcalde de Brownsville, manifestó que no podía recordar un caso anterior de un niño que se alejaba de Casa Padre.

Si la instalación fue una gran idea, ¿por qué están tratando de salir? La mayoría de las personas que escapan, escapan de las cárceles, porque no es un lugar divertido para estar. El representante Filemón B. Vela Jr., un demócrata que representa a Brownsville, recorrió Casa Padre con otros demócratas y señaló que era “difícil comprender cómo un niño podría escapar de las instalaciones”. “Por ahora, solo podemos orar por el bienestar del niño y esperamos que las autoridades puedan encontrarlo”, dijo.

Después de una intensa presión pública, Trump firmó una orden ejecutiva el miércoles que tenía como fin terminar con la separación de familias en la frontera deteniéndolos juntos por un período indefinido en un lugar.

Casa Padre en Texas, un centro de cuidado infantil con licencia del estado, alberga dos grupos de jóvenes indocumentados: aquellos que fueron separados de sus familiares por la política de separación familiar de la administración Trump y aquellos, como el adolescente desaparecido, que cruzaron ilegalmente la frontera sin ser acompañado por un padre o tutor. La mayoría son jóvenes no acompañados.

About Author

Julián es el editor de BREAKING.

Leave A Reply