1400 kms en bicicleta en defensa de la Ley de Glaciares

Bajo las consignas “La ley de glaciares no se toca” y “el agua vale más que el oro”, se realizó ayer una convocatoria frente al Congreso para repudiar la intención del poder ejecutivo de modificar la ley de glaciares para permitir la megaminería a cielo abierto, poniendo en riesgo el medio ambiente en general y, en particular, el agua como recurso vital.

Con la presencia de distintas personalidades de la política, sindicatos, organizaciones  ambientales y artistas, el acto se centró en el recibimiento de un grupo de ciclistas de la asamblea ambiental Háchal No Se Toca, de la provincia de San Juán, que durante ocho días hicieron un recorrido de 1400 kms por la causa. Los cuales, antes de su llegada, entregaron un petitorio en la Casa Rosada.

                                                                       Katja Alemann                                                                  

Recibimiento a los ciclistas de Háchal

Entre algunos de los que brindaron su apoyo a la defensa de la ley, se encontraban Vilma Ripoll  (MST); Miguel Bonasso, autor de la primera Ley de Glaciares (vetada luego por Cristina Kirchner); Daniel Filmus (Unidad Ciudadana), autor de la actual ley; Myriam Bregman y Nicolás del caño (PST) y Adolfo Pérez Esquivel,  Premio Nóbel de la Paz.

Vilma Ripoll

Daniel Filmus

Nicolás del Caño y Myriam Bregman

Adolfo Pérez Esquivel

La Ley y la intención del Ejecutivo

La ley 26.639, en su artículo primero establece los presupuestos mínimos para la protección
de los glaciares y del ambiente periglacial con el objeto de preservarlos como reservas
estratégicas de recursos hídricos para el consumo humano; para la agricultura y como
proveedores de agua para la recarga de cuencas hidrográficas; para la protección de la
biodiversidad; como fuente de información científica y como atractivo turístico. Los glaciares
constituyen bienes de carácter público.

El gobierno de Macri y las provincias mineras pretenden modificar y reducir el alcance de las áreas protegidas,  para que los emprendimientos de megaminería puedan asentarse en lugares que hoy tienen prohibido por su potencial peligrosidad para el medio ambiente.

La razón, es que cerca de cuarenta emprendimientos mineros están frenados por dicha ley y con ello las inversiones que, según se estima desde el sector, rondarían los 18 mil millones de dólares

Los derrames de Veladero

Fue en cinco oportunidades (al menos las confirmadas) que la mina Veladero, controlada por la poderosa empresa canadiense Barrick Gold, derramó millones de litros de solución cianurada y otros metales pesados en el río Potrerillos, en San Juán. Causa en la cual mintieron, primero intentando ocultar el hecho y luego acerca de las cantidades de litros derramados.

 

Fotos: Guillermo Collini

About Author

Es periodista del staff de Medio Extremo. Cubre noticias de política y sociedad, principalmente de la Ciudad de Buenos Aires. Podés escribirle a: contacto@medioextremo.com

Leave A Reply