ESTADOS UNIDOS


Dos semanas después de denunciar en Lomas de Zamora al jefe de los fiscales de la provincia de Buenos Aires por armar causas y facilitar el espionaje interno durante el gobierno macrista, Enrique Ferrari, fiscal general de Lomas de Zamora, dobló la apuesta al presentar una nueva denuncia penal, esta vez en una fiscalía federal porteña. La ofensiva judicial de Ferrari se da en medio de una serie de revelaciones acerca de la estructura de inteligencia montada por el gobierno federal y la gobernación de la provincia de Buenos Aires presuntamente para espiar a opositores, empresarios, periodistas y aliados críticos de los gobiernos federal y provincial de Juntos por el Cambio.