PARAISO (ANTI) FISCAL

El entorno más estrecho del Presidente Macri tiene la capacidad de crear y recrear condiciones de privilegio donde quiera que sea, para lo que cuentan con la aprobación del Estado, sus gobiernos y las cortes locales. Los empresarios y financistas Nicolás Martín y Luis Andrés Caputo y el abogado Jorge Pérez Alati son propietarios de parcelas con residencias en el Country Club Cumelén junto al lago Nahuel Huapi, en Villa La Angostura, donde exhiben sus prácticas de acumulación de capital y poder.

El ex ministro de Finanzas Luis Caputo acumula deuda por impuesto inmobiliario desde 2013. Pérez Alati, del estudio jurídico Pérez Alati, Grondona, Benites & Arntsen (PAGBAM), aportante a la campaña presidencial de Cambiemos, tiene pagos al día, pero omite declarar gran parte de la construcción de la residencia de su propiedad evadiendo impuestos.

Tanto el gobierno provincial neuquino como el municipal tienen una política de subordinación a los intereses que se expresa en la cúpula de propietarios del country que se reposicionó con la presencia frecuente en el lugar de Macri y Máxima Zorreguieta, reina de Holanda. Los auspicios a torneos de golf, algunos aportes al hospital público local y a los bomberos voluntarios son los mecanismos que históricamente desplegó la dirigencia del country y, a recíprocamente, reconoció la dirigencia política neuquina, por lo que es difícil imaginar un inspector municipal labrando infracciones o una carta-documento exigiendo el pago de deudas vencidas.

Capital concentrado

Una pequeña península en la costa norte del Nahuel Huapi expresa en el territorio la concentración de capitales y el ciclo de algunas de esas fracciones en el ejercicio del gobierno, según surge de documentación oficial del Ministerio de Economía y Obras Publicas de Neuquén.

En 2009 Luis Caputo escrituró a su nombre una fracción de 4.003 metros cuadrados valuado en poco menos de un millón y medio de pesos. La edificación declarada es de 580 metros cuadrados y está valuada en tres millones seiscientos mil. La última boleta emitida por el Impuesto Inmobiliario es de 6.794 pesos, la que al momento de este informe estaba impaga como todas las emitidas desde 2013 a la fecha acumulando 223.742 pesos, según consta en Rentas. Lo que no consta en la documentación pública a la que accedimos es si la provincia intimó al pago para evitar que caigan estas obligaciones tributarias por prescripción.

Cruzando una calle interna está la propiedad de Pérez Alati, de poco más 4.518 metros cuadrados, valuados en poco más de millón y medio. Declara una superficie construida de 160 metros cuadrados, tasada ante la provincia con un valor de 456.000 pesos. Sin embargo, las imágenes satelitales dan cuenta de una residencia de al menos 600 metros cuadrados, por lo que evade la mayor parte.

La casa de Pérez Alati.

En el vecindario, Nicolás, “el hermano del alma” del Presidente, es todo un ejemplo. Tiene las cuentas al día por los diez mil metros cuadrados de la parcela que compró en 2014, con una construcción de mil metros cuadrados ubicada a metros de la costa. Tiene un muelle de 36 metros y amarrada una embarcación de 7 metros de eslora.

El acceso directo a la costa no tiene precio; aunque es pública, el acceso discrecional al country privatiza de hecho los 4.700 metros de costa aproximadamente, con sus 21 muelles. A fines de marzo habían amarradas 59 embarcaciones, según la imagen de Google Earth que consultamos para este informe. En el muelle de 90 metros ubicado frente a la residencia de Pérez Alati estaba amarrada una embarcación de 11 metros de eslora.

La península acentúa la vista privilegiada a la cordillera de los Andes, un plus que acentúa el valor inmobiliario y simbólico.

La casa de Nicolás Caputo.

Vecinos

La antigua estancia Cumelén fue desguazada y transformada en un country para evitar ser expropiada por el gobierno nacional a fines de los ’40. Desde entonces alberga a los viejos apellidos de la burguesía porteña, alimentada ahora por los advenedizos de la patria contratista y el capital financiero. No sobrevive ningún Bustillo en el padrón general de propietarios que consta en el Catastro provincial de Neuquén, aunque puede estarlo en alguna sociedad anónima.

Son propietarios en Cumelén el empresario Alfredo Pablo Roemmers, ícono de la industria farmacéutica, que además tiene inversiones rurales en el interior de Neuquén. El financista Miguel Alberto Melhem, quien junto a su hermano Edwin tiene tierras y firmas tanto en Río Negro como en Neuquén. Melhem es propietario de dos fracciones junto al lago que suman poco mas de 8.000 metros cuadrados, con una construcción declarada de 467 metros cuadrados; adeuda el pago del inmobiliario.

Entre los clásicos están los empresarios Luis Otero Monsegur, Ignacio Blaquier, Ricardo Oxenford y Miguel Angel Escasany, así como Carlos y Cristina Miguens. Sus presencias suelen conocerse de boca de algunos lugareños. Cuando Zorreguieta y su familia visita el sur le alquila a Miguel Miguens su residencia con acceso directo a la playa.

La casa de Miguens.

En ese elenco son excepcionales algunos nombres de gente de la zona, entre ellos algún ex juez de provincia. Las sociedades anónimas como propietarias de fracciones son un capítulo especial, entre las que se cuentan algunas radicadas en paraísos fiscales.

El subsuelo

Cumelén SA, Cumelén SRL y Country Club Cumelén S.A. fueron las firmas originales creadas por Exequiel Bustillo, primer presidente del directorio de Parques Nacionales, para fraccionar la estancia Cumelén y evitar la expropiación de la tierra durante el primer gobierno de Perón, ya que las había comprado ejerciendo poder desde la función pública.

El gobierno nacional decidió en 1947 una inspección técnica a la estancia Quetrihué de Lynch-Urribelarrea con vistas a su expropiación, predio que fue subdividido y hoy está parcialmente en manos del empresario Elztein. Los ingenieros agrónomos Héctor Baca Kuhr y Héctor Rodríguez Gaete hicieron esa inspección y elevaron un informe en 1948 con una valorización y detalles del mercado de tierras de la zona, panorama sobre la especulación inmobiliaria que merece ser releído y discutido en el proceso general del conflicto por el control real del territorio.

La familia política de Gianfranco Macri, hermano del Presidente, tiene presencia en el country desde hace décadas. Por su parte, Juliana Awada también frecuentaba el lugar desde antes de casarse con Macri. Los vasos comunicantes con el gobierno revitalizaron tanto a Cumelén que un ex empleado de planta del country es firme candidato a intendente de Villa La Angostura por el Cambiemos en las próximas elecciones.

(En colaboración con Javier Grosso)

About Author

Susana es la editora de Patagonia Extremo.

Leave A Reply