Últimas noticias sobre SOFIA HERRERA

El juez Daniel Cesari de Río Grande, Tierra del Fuego, recibió información de que una nena que podría ser Sofía Herrera estaba en una comunidad gitana de la localidad de Ayacucho. El juez ordenó dos allanamientos que realizó la DDI de Dolores. La policía encontró a una nena de alrededor de 13 años. Los padres de la nena dijeron que era su hija y entregaron un DNI que no correspondería con los datos del Registro Nacional de las Personas. “Podría ser adulterado”, explicaron fuentes policiales. El juez ordenó que se realice la comparación de huellas dactilares y plantares (manos y pies) y de ADN. Todavía no hay ninguna confirmación sobre la identidad de la chica. Sofía Herrera desapareció el 28 de septiembre de 2008 en un camping a 58 kilómetros Río Grande, Tierra del Fuego. Tenía 3 años.

Sofía Yasmín Herrera lleva más de 24 horas desaparecida

29/09/2008 – El camping John Goodall ubicado a 50 kilómetros de Río Grande (TDF) es el escenario. Pasadas las 11 de la mañana de ayer domingo la familia Herrera se trasladó hasta el lugar para disfrutar de una agradable tarde, pero solo 30 minutos después todo cambio para la familia. Su pequeña hija había desaparecido.

Hasta el momento y desde hace 24 hs continúa desaparecida, Sofía con solo tres años y medios. Los rastrillajes no han cesado, todas las fuerzas civiles y militares colaboran en la incesable búsqueda, aviones helicópteros y cientos de personas recorren los cientos de kilómetros cuadrados que posee el camping.

Una situación de desencuentro entre los padres y la niña generaron esta terrible situación, la madre se alejó unos metros del lugar que preparaban para pasar el día retornando minutos después con la seguridad de que la niña había quedado con su padre. Mientras tanto el padre pensaba que Sofía había acompañado a su madre, al momento de juntarse nuevamente los padres llegaron a la conclusión de que Sofía estaba perdida en el bosque.

La búsqueda comenzó en ese momento, familiares y personas que permanecían en el lugar y en campamentos vecinos pasaron varios minutos buscando a la niña, minutos después decidieron dar aviso a las autoridades policiales.

El pedido de paradero emitido anoche relacionado con el expediente Nº 182/2008, solicita información de la menor “de contextura física delgada, tez trigueña, con cabellos largos, negro, hasta los hombros, con ondas, ojos oscuros, sin señas particulares. Estaba vestida con campera color celeste fuerte casi azul, polera blanca, pantalón verde agua, y calzaba zapatillas azules acordonadas”.

Se cumplieron 15 días de la desaparición de Sofía Herrera

En estos 15 días, la niña fue buscada por perros rastreadores en todo el camping y sectores aledaños, así como en la ruta nacional 3, que une Río Grande y Ushuaia, que pasa por la puerta del John Goodall. Cientos de efectivos de las fuerzas de seguridad provinciales y federales realizaron decenas de allanamientos y se estableció una recompensa de 160.000 pesos por datos fehacientes del paradero de Sofía. Los investigadores no desestimaron “todavía” que la nena pueda haberse extraviado en la zona del camping, ubicado en el corazón de la isla, aunque otra de las hipótesis fuertes es que alguien se la haya llevado. Por eso las autoridades fueguinas están en contacto con la policía de Chile, donde también fue buscada Sofía, ante la posibilidad de que alguien la hubiese llevado al país vecino.

Segun el padre, para FBI Sofia esta oculta en Rio Grande

03/02/2009 – El padre de Sofía, afirmo en Chile que el FBI mantiene un dato concreto sobre el paradero de su hija y que la misma se encontraría oculta en Rio Grande. De paso por la ciudad de Punta Arenas, Fabián Herrera, padre de Sofía, menor de 3 años, desaparecida al interior de un camping de Río Grande, el 28 de septiembre del año pasado. En su estadía en la ciudad chilena, Herrera conversó con Radio Polar y dijo que agradece totalmente la disposición que ha tenido la policía civil, manifestando que está seguro de que cuando encuentren a su hija, ella va a estar muy agradecida de todo lo realizado por la Policía de Investigaciones de Chile. Comentó de igual manera, que existen datos concretos que sostiene el FBI de Buenos Aires, en los que se señala que su hija se encontraría en Río Grande, aunque no dio mas detalles con respecto a esa información y si la misma ya fue brindada a la Justicia. Finalmente, manifestó que se mantiene una recompensa de 280 mil pesos argentinos, alrededor de 100 mil dólares, para quien tenga información sobre el paradero de Sofía, manifestando que el dinero no se le entregará a cualquier persona que alimente de datos falsos, a la familia o a la policía, sino que lo hará cuando se encuentre a su hija con los testimonios entregados.

El padre de Sofía Herrera quedó detenido

Después de casi un año de la desaparición de la nena Sofía Herrera, la Justicia de Tierra del Fuego detuvo al padre de la niña. También fue alojado en una celda policial fueguina, a la espera de una próxima declaración indagatoria, el cuidador del camping John Godall, el lugar donde la nena fue vista por última vez. Las detenciones se produjeron después de la reconstrucción del hecho, que se inició el miércoles y terminó ayer. “Fue la segunda reconstrucción, con todos los actores que estaban en el lugar en los últimos momentos en que se vio a la niña porque, durante las distintas declaraciones, hubo varias diferencias detectadas entre los relatos. Gracias a esta nueva pericia pudimos detectar graves incongruencias en algunos dichos relacionados con los tiempos y los espacios, que originan un vuelco en el caso”, confirmó a Página/12 una fuente de la fiscalía que interviene en el caso. Por el momento, a Fabián Herrera se lo acusa de “entorpecer la investigación judicial” y al empleado Alberto Urrutia, por la presunta “sustracción” de la menor.

Según consta en un informe preliminar de la (segunda) reconstrucción, Herrera tuvo reiterados “olvidos” sobre el día en que desapareció su hija. Por ejemplo, al momento de demarcar con su cuerpo la distancia que lo separaba de Sofía la última vez que la vio, el hombre respondió que “no eran más de 20 metros”. No obstante, las mediciones realizadas ayer en el camping por oficiales de la Bonaerense determinaron que entre el lugar que Herrera dijo haber estado y el espacio donde supuestamente se encontraba su hija había más de 180 metros. Entre el relato y las pericias, había casi dos cuadras de diferencia.

Hace unos días, psicólogos de la Corte Suprema de Justicia determinaron que “el relato de uno de los hijos de Giménez –el chico de seis años que dijo haber visto a Sofía cuando subía a un auto– no es mentira, pero tiene varias inconsistencias, fisuras y, básicamente, no es certero”, confirmó la fuente de la Fiscalía. Entonces, según el letrado, a partir de “las declaraciones actuadas de hoy (por ayer) se pudo determinar que el último lugar donde se vio a la niña fue muy cerca de la vivienda de Urrutia”, el cuidador del camping. El hombre vivía en una especie de casilla ubicada dentro del predio concesionado por el municipio a una cooperativa de taxis de Río Grande, y se encarga del mantenimiento y la seguridad del lugar. El caso del empleado es diferente al de Herrera, porque para los investigadores Urrutia está relacionado directamente con la desaparición de Sofía. De acuerdo con los datos relevados, la orden de detención surgió luego de las pericias psiquiátricas y las medidas llevadas a cabo estos días que llevaron al abogado Ibarra a solicitar al juez la detención de Urrutia, así como también la clausura del camping donde ocurrieron los hechos. En declaraciones anteriores, Urrutia había dicho que “sólo hacía un año que estaba en la provincia”, que ese día “no había otras familias o personas en el camping” y que no pudo “observar automóviles sospechosos en el sector” como tampoco a Sofía. Tanto el padre como el cuidador fueron trasladados a la misma dependencia policial de Río Grande, donde pasaron la noche y hoy a las 8 serán indagados por el juez López en los tribunales del barrio YPF.

A 2 años del drama: Reabrió el ex camping John Goodall

Es el lugar de camping más concurrido por los riograndenses. Estaba cerrado desde el 28 de setiembre de 2008 cuando desapareció Sofía Herrera. Reabrió el 25 de diciembre con nuevos concesionarios e importantes reformas. Tiene nuevo nombre, instalaciones mejoradas, y flamantes concesionarios dispuestos a convertirlo en el lugar de camping por excelencia para los riograndenses, dejando muy atrás el supuesto trauma de la tragedia ocurrida hace 26 meses. El ex camping John Goodall ahora se llama “SS.ONAS CAMPING”, presenta un aspecto renovado y, aunque retomó su actividad hace apenas una semana, ya recibió a miles de campamentistas que lo extrañaban. “Es el lugar ideal para pasar un día de campo, era inexplicable que siguiera cerrado, hablamos con los dueños del predio y nos autorizaron a reiniciar la explotación, le vamos a cambiar completamente el aspecto con muchos servicios y una atención muy especial”, se esperanzan René Soliz y su esposa Paola Sarmiento, los nuevos anfitriones del enorme predio de 17 hectáreas.

La larga tradición del camping John Goodall y la incesante llegada de acampantes se cortó de cuajo el 28 de setiembre de 2008 se extravió en su interior –cuando apenas llegaba al lugar con su familia- la pequeña Sofía Herrera, cuyo paradero aún hoy es un autentico y angustiante misterio. El predio fue escenario de febriles excavaciones recorridas y peritajes, pero ni una sola pista pudo obtenerse y, aunque fue devuelto por la Justicia a sus propietarios, permanecía cerrado, guardando en su interior las respuestas que nunca llegaron.

Escracharon a los padres de Sofía Herrera, a 8 años de su desaparición

29/09/2016 – Un grupo de personas irrumpió al grito de “asesinos” en la casa de los padres de la niña Sofía Herrera, al cumplirse el octavo aniversario de su desaparición, ocurrida cuando la menor tenía tres años en un camping cercano a la ciudad fueguina de Río Grande.

El “escrache” fue encabezado por una mujer que dice ser “vidente”, la cual sostiene que la niña fue asesinada por sus padres y enterrada bajo una parrilla, aunque esa posibilidad resultó descartada en varias oportunidades por los investigadores del caso. Los manifestantes irrumpieron en la casa de Chacra II, en el momento en el que Fabián Herrera y María Elena Delgado, los padres de Sofía, salían de la casa para participar de una marcha que año a año se hace para reclamar la aparición de la niña. El hombre debió ser contenido porque estuvo a punto de agredir a uno de los manifestantes, que le gritó “asesino” en la cara.

Se accidentó el padre de Sofía Herrera

Fabián Herrera viajaba por la ruta 3 sin acompañantes en un camión atmosférico de su propiedad en el que se encontraba trabajando a pesar de ser domingo. Herrera volvía del barrio privado “el murtillar” ubicado a unos 24 kilómetros al norte de Río Grande. Había recorrido unos pocos kilómetros cuando, a la altura de la progresiva 2840 aproximadamente, perdió el control del vehículo, impactó contra un guard rail y volcó.

Como consecuencia del vuelco, el camión quedó completamente destruido y su conductor, atrapado en la cabina, debió ser rescatado por personal de bomberos luego de una ardua tarea. Una ambulancia del Hospital Regional Río Grande trasladó a Herrera hasta la guardia del nosocomio donde quedó internado en observación. Presentaba golpes de importancia en el hombro izquierdo y en la zona de la cadera, aunque sin fracturas, en virtud de lo cual fue dado de alta y regresó a su domicilio en horas de la tarde.

Por la desaparición de Sofía Herrera, buscan a un nómade que deambula por zonas rurales

18/12/2018 – La investigación por la desaparición de Sofía Herrera hace diez años en un camping de la ciudad de Río Grande apunta ahora a una nueva e intrigante pista. Se trata de un hombre, sin domicilio fijo, que deambula por zonas rurales y podría ser la clave para saber qué fue lo que pasó con la nena.

El nuevo foco en la causa surgió de la declaración que hizo en los últimos días un expolicía. El testigo refirió que ese hombre le contó que Sofía “había caído en una trampa para zorros y que otra persona la había enterrado”. Incluso, tenía ese relato grabado en un audio que ya figuraba en el expediente desde el 2012, aunque no motivó ninguna citación. El testimonio del expolicía derivó además en el rastrillaje de tres puntos geográficos, cada uno a 80 kilómetros de Río Grande, en los que dieron una casilla precaria en la que se cree que podría haber vivido el sospechoso.

En ese lugar, indicó Minuto Neuquén, encontraron “una cama improvisada, una cucha de perro y dos corrales”, y secuestraron “una pequeña mochila, restos de telas, envoltorios de comida y un cuchillo”. Además, había una balsa con la que, suponen, podía cruzar a Chile a través del cauce del agua. Por otro lado, también se supo que volverán a declarar los hijos de la otra pareja que acompañaba a los Herrera el día que Sofía se perdió en el camping John Goodall. En ese momento tenían 6 y 4 años pero ahora el juez mostró especial interés en el testimonio del varón.

Realizan allanamientos en dos domicilios

20/12/2018 – Diario La Verdad de Ayacucho – Esta mañana se difundió la noticia de dos allanamientos realizados en una vivienda de calle Dindart al 900 y otra de 9 de Julio y Solanet de nuestra ciudad. Participaba del mismo personal de DDI Dolores con el apoyo de policía de la Estación local y científica.

Extraoficialmente podemos citar la versión que ha ganado la calle y es que los procedimientos que ya se han efectuado en otras ciudades, podrían estar relacionados con el caso de la desaparición de Sofía Herrera, la nena (en ese momento de tres años) que fue vista por última vez en el mes de septiembre de 2008 en un camping a 58 kilómetros de Río Grande, camino a Ushuaia. Según relataron sus padres ese día fue en un segundo que la niña desapareció. El cuidador del camping, John Goodall, fue el único detenido pero a los pocos meses lo liberaron por falta de mérito. La investigación se extendió a todo el país y el alerta llegó a las fronteras pero el paradero de Sofía fue un misterio. Ante la posibilidad de tal hallazgo, una niña es objeto de estudios en el hospital Municipal Dr Pedro Solanet.

About Author

Julián es periodista. Vive en Buenos Aires.

Leave A Reply