Qatar hace cumbre en Río Negro

Al amparo de grupos económicos ya consolidados en el área rural de la provincia de Río Negro, una empresa de capitales qataríes logró la aprobación estatal para comprar 4.500 hectáreas en Zona de Seguridad de Frontera. A la vez, Burco Group International Real Estate Development, con sede en Bruselas, se desprendió de una firma subsidiaria con la que controlaba 10.000 hectáreas cercanas a San Carlos de Bariloche, las que pasaron a manos de los gestores de negocios en Argentina del emir de Qatar, Sheik Tamin bin Hamad Al Thani.

Abdulhadi Mana A Sh Al-Hajri, de Doha, Qatar, y el tenista Gastón Norberto Gaudio conformaron a fines del año pasado Baguales Acquisitions SA. La firma logró en junio la aprobación de la compra de un campo de 4.500 hectáreas a otro privado, según informó el jefe de Gabinete Marcos Peña en una respuesta oficial al Senado. Baguales es el nombre de fantasía con que Burco explota comercialmente desde hace años la “mesada Baguales”, estepa alta (1.700 metros sobre el nivel del mar) que bordea el cerro Carreras desde el oeste con grandes concentraciones de nieve. En el Catastro oficial de la provincia la fracción de campo que contiene el cerro Carreras continúa en manos de Estancia Río Foyel SA, firma de Burco en Argentina.

Estos cambios en las propiedades rurales confirman un replanteo de la presencia de grupos económicos, tal como advirtiéramos recientemente respecto a la venta de cuatro campos por parte del grupo Mindlin en la zona andina, tres de ellos lindantes al sur del bloque de propiedad belga. Aún con estas ventas, el grupo belga conservaría al menos 20.000 hectáreas por ocho fracciones en los departamentos Bariloche, Ñorquinco y Pilcaniyeu, según nuestro cotejo y seguimiento de fuentes gubernamentales. La superficie es mayor si se consideran otros propietarios vinculados, como es el caso de Daniel Soria (que participó de una operatoria de canje de tierras no permitida por la ley provincial) y de Pedro Usandizaga, empresario de Bariloche que integra algunos directorios de las firmas del grupo, entre otros casos documentados.

Magdalena Odarda, senadora por Río Negro, solicitó precisiones a la jefatura de Gabinete, las que fueron remitidas por nota fechada el 23 de octubre. El informe del Ejecutivo es muy general e impreciso. De todos modos, confirma los numerosos indicios en el terreno que sugerían cambios en la propiedad. La administración de los campos “de los árabes” quedó en manos de operadores de Burco con base operativa en el country Arelauquen, sobre la cabecera norte del lago Gutiérrez.

Arelauquen tiene pista de aterrizaje para helicópteros, base de operaciones para el heliesquí que explota en el área cerro Carreras desde 2002, mucho antes de adquirir las tierras y en abierta violación a las restricciones de vuelo sobre un parque nacional, así como a la normativa más reciente de protección a los bosques nativos.

Gaudio publicó recientemente fotografías suyas en las redes sociales en las vastas pistas naturales del complejo Baguales. Al mismo tiempo apareció en el directorio de la firma Río Villegas SA, que consiguió la aprobación para una operación de compra por un total de 10.000 hectáreas, no necesariamente en un mismo predio. De nuestro cotejo en Catastro, esa aprobación se corresponde a dos fracciones contiguas a nombre de Río Villegas SA, sobre la costa sur del río Villegas que marca el límite juridiccional entre el Parque Nacional Nahuel Huapi y el área rural provincial, al sureste de Bariloche. Sobre la ruta nacional 40, al ser atravesada por el río Villegas, se encuentra el ingreso al complejo Baguales en medio de vados y arroyos que corren hacia el Pacífico.

View this post on Instagram

@martincetra 🏂

A post shared by GG (@soygatina) on

Burco en Río Negro

La primera operatoria rural registrada de este grupo en la provincia es de 1998, cuando compró “Bardas blancas” de 4.4445 hectáreas con la intermediación de las inmobiliarias Van Ditmar y Shanahan, en el departamento Pilcaniyeu, con una amplia costa al río Limay a la altura del lago artificial Alicurá. Ganadería, forestación con especies exóticas, coto de caza con ciervos, proyecto convencional para ese campo que vendió en 2002.

El acuerdo con operadores inmobiliarios y ganaderos de la zona sería posterior a “Bardas blancas”, cuando compró una fracción en la periferia urbana de Bariloche envuelta en una quiebra dudosa, según señalan algunas fuentes. Arelauquen Golf & Club no sólo es un country, sino el anclaje territorial y accionario de un elenco de abogados, economistas, polistas vinculados a la expansión de este flujo capital por toda la cordillera de los Andes, desde Mendoza al Fitz Roy inclusive, sumando campos sobre la costa Atlántica en Chubut. A través de una fundación desarrolló una importante inserción social en Bariloche, con un perfil no tan abiertamente politizado como Hidden Lake desde El Bolsón.

Burco nunca se reconoció como grupo económico, al punto que el Estado de Río Negro tuvo que probarlo en una demanda en curso iniciada por la compra de por lo menos dos fracciones a nombre de Río Foyel SA, subsidiaria con al que compraron también 7.000 hectáreas que contienen el cerro Carreras y las nacientes de cinco ríos (Alto Chubut, Pichi Leufu, Foyel, Villegas y Turbio). En el Registro de la propiedad rural extranjera, hasta hace dos años el grupo acumulaba 36.000 hectáreas a través de Hubert Marc Gosse (belga, cara visible de Burco en Argentina y Chile, con dos campos), Tomás Bertger (tres), Alfredo Federico Bertger (uno) y Estancia Rio Foyel SA (seis).

Ese panorama no se habría modificado sustancialmente, de acuerdo a lo que informó el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos a través del reciente escrito de Peña. Con respecto a las transferencias rurales aprobadas en la Zona de Seguridad de Frontera en el marco del Decreto ley 15385/44 para el periodo 2015-2018 en la provincia de Rio Negro, desde el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda dieron cuenta de las dos operaciones que estamos analizando: autorización para comprar 10.000 hectáreas en departamento Bariloche para Río Villegas SA en octubre del año pasado y 4.500 a Baguales Acquisitions SA en junio de 2018.

Río Villegas SA era una de las más de 30 firmas conocidas con que Burco operaba en la región, por lo que esa operación tramitada ante organismos nacionales inicialmente era un nuevo avance de los belgas sobre el control del territorio, hasta que cambió la composición del directorio este año. En julio se formalizó el retiro de las figuras de Burco (Jorge Francisco Garat, María Brandina Verón, Luis Eugenio Bauret) y el ingreso de los operadores de los capitales qataríes (Arnaldo Luis Misson, Martín Aragón, Gastón Norberto Gaudio). El tenista apareció en 2016 como gestor de negocios “por onda”, argumentando amistad con jefe de Estado de Qatar, tanto para intervenir en un convenio bilateral con fondos de inversiones como recientemente para pedir públicamente el cese de sanciones comerciales al país árabe.

Los hermanos Bertger son el lazo dinámico entre los dos flujos de capitales, así como los operadores todo terreno desde Arelauquen. Burco Group se inscribió en Argentina como SA Belgian Urban Renovation Company NV en 1994. Ahora están cediendo algunas posiciones.

About Author

Susana es la editora de Patagonia Extremo.

Leave A Reply