Weretilneck viaja a Estados Unidos por un satélite de Invap

El Invap, un ícono de la industria de punta que supo despegarse de su controvertido origen militar, es una de las elecciones del gobernador de Río Negro para sostener algo de autonomía respecto al gobierno central.

El gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck viajará esta semana a California para asistir al lanzamiento del último construido por Invap en Bariloche.

Siempre supeditado a las condiciones, la puesta en órbita comenzará el sábado próximo, después de una reciente postergación ya que se preveía para agosto. El satélite Saocom 1A está en la base militar Vandenberg, en California, al norte de Los Ángeles.

Weretilneck integrará la comitiva de autoridades y técnicos de Invap. Su viaje está previsto para el próximo jueves.

Este sábado, el mandatario estuvo en Buenos Aires, participando de la inauguración de la Feria Internacional de Turismo (FIT), que se desarrollará hasta el martes en el predio Rural. Weretilneck y el secretario de Turismo de Nación, Gustavo Santos presentaron la experiencia del Parque Submarino de Las Grutas.

Saocom, satélite del Invap

Saocom -que será destinado a la observación de la Tierra- lo lanzará la firma Spacex mientras el cohete será el Falcon 9, con varias misiones ya que regresa a la Tierra.

En principio, el lanzamiento está previsto para el sábado 6 pero su concreción depende de ciertas condiciones meteorológicas, por lo cual, se establece una “ventana” para la operación, que muchas veces se modifica.

Ya en órbita, la operación del satélite recaerá en la Conae (Comisión Nacional de Actividades Especiales), desde Falda del Carmen (Córdoba). La construcción, ensayos, traslados, infraestructura y lanzamientos representa un costo de 600 millones de dólares.

El Saocom 1A viajará a una velocidad en una órbita heliosincrónica que le permitirá dar una vuelta entera al planeta en 110 minutos, en una trayectoria que se parecerá a los cortes de gajos en una mandarina. Pasará por el Ecuador siempre a la misma hora.

La órbita será a 659 kilómetros de la Tierra, a diferencia de los Arsat, satélites de comunicaciones que también construyó Invap, que giran a casi 36.000 kilómetros de distancia.

About Author

Susana es la editora de Patagonia Extremo.

Leave A Reply