BARILOCHE: A ocho años de los crímenes, comienza el juicio oral y público a los expolicías acusados

04/07/2010. Página 12. Por Mario Wainfeld

Darío Bonnefoi, un adolescente, fue asesinado por la policía local en un episodio de gatillo fácil. Las protestas de los pobladores de la zona humilde donde moraba la víctima fueron ferozmente reprimidas, resultando asesinados Nicolás Carrasco (otro menor de edad) y Sergio Cárdenas.

Un juez garantista y respetable, Martín Lozada, comenzó la instrucción y fue desplazado prestamente de ella por una Cámara que tiene espantosos pergaminos, entre ellos la victimización judicial de una mujer que había realizado un aborto permitido. Otro magistrado, Miguel Gaimaro Pozzi, recibió el encargo y le tomó indagatoria al cabo Sergio Colombil, quien disparó contra Bonnefoi. Colombil declaró que se le cayó la cartuchera, que se le escapó un tiro. Ya se sabe qué tremenda puntería tienen las balas perdidas en la narrativa policial.

El gobernador de Río Negro, Miguel Saiz, se manejó como si lo fuera de Arkansas. Mantuvo distancia física e institucional por demasiados días, recién el jueves pasado consideró interesante costearse hasta Bariloche. Concedió una penosa conferencia de prensa que incluyó patoteadas a los asistentes que no le agradaban y agresión física a la cronista de Clarín Candelaria Schamun, entre otros.

Muchos vecinos de Bariloche defendieron el accionar policial y protagonizaron marchas de adhesión, acompañadas por patrulleros que desfilaban en triunfo.

Hasta ahí, en orden de aparición y de responsabilidad, los principales y directos culpables de sucesivas violaciones de derechos humanos: la Policía, el Ejecutivo y una facción dominante de los tribunales provinciales, ciudadanos que se movilizan en defensa de lo indefendible.

Observadores mucho más calificados que el autor de esta columna describen un cuadro social que no es único en el país pero que, a su ver, cobra relieves muy marcados. Se trata de una grieta social, expresada geográficamente entre el Alto y el Bajo, las zonas que dividen en clases a una ciudad que siempre fue hermosa y que en los últimos años prosperó enormemente al calor del turismo y la resurrección de industrias regionales.

Los crímenes tienen, pues, su especificidad penal y geográfica. Y sus responsables centrales ya señalados: la fuerza de seguridad, el Ejecutivo y el Poder Judicial rionegrinos.

17/06/2014. 8300 Web. Cooperativa de Trabajo para la Comunicación.

Se realizaron hoy actividades en la ciudad rionegrina para recordar a los jóvenes Diego Bonefoi, Nicolás Carrasco y Sergio Cárdenas asesinados por la policía de Bariloche.

Hoy se cumplen 4 años del asesinato de Diego Bonefoi por parte de la policía de San Carlos de Bariloche en la zona del Alto de esa ciudad rionegrina, y los posteriores crímenes de Nicolás Carrasco y Sergio Cárdenas por parte de efectivos de la fuerza durante manifestaciones que reclamaban justicia.

Cristina Martin, integrante de la Multisectorial recordó los hechos de violencia y represión a Radio Universidad Calf, y explicó que “por el crimen de Diego está condenado a 15 años el cabo Sergio Colombil, pero por Facebook vimos que pasea por las calles con sus amigos en una localidad del interior de la provincia”.

Recordó que el 17 de junio hace 4 años fue asesinado Diego Bonefoi y el barrio salió a tirar piedras a la comisaría y a rechazar la represión. “Hubo dos días de prácticamente estado de sitio. Por portación de cara te golpeaban, te subían y te llevaban a la comisaria”.

“Nos asustamos, estábamos contentos viendo el mundial y sentimos la sirena y los tiros. Era la policía contra los pibes” afirmó. “A las 18 hs la policía manda a pedir balas de plomo. Después de la 1 empiezan a tirar a los jóvenes. Horas después hubo muchos chicos heridos y mataron a Nicolás Carrasco y Sergio Cárdenas.”

Explicó que con el crimen de Sergio hay 4 personas identificadas a través de pericias y pruebas balísticas pero que se desestimó la información y los dos asesinatos aún están impunes.

09/07/2014. RNMA (Red Nacional de Medios Alternativos).

Durante la emisión de Enredando las mañanas del lunes 7 de julio, tuvimos la oportunidad de entrevistar a Susana Pacheco miembro de la Multisectorial de la provincia de Río Negro, para hablar sobre los casos de violencia institucional por parte de las fuerzas policiales de la ciudad de Bariloche. La persecución a la que es sometida la familia de Nicolás Carrasco (una de las victimas del 17 de junio del 2010), los casos de jóvenes asesinados por la policía que se siguen sumando en la provincia y en todo el país, la Justicia que muchas veces mira para otro lado, la ley Antoterrorista y la ley Antipiquetes, fueron los temas abordados durante la entrevista.

Enredando las mañanas: Queremos que nos cuentes como está la situación de la familia Carrasco.

Susana Pacheco: Están hostigando a la familia de Nino (Carrasco), así como siguen hostigando a todos los chicos del barrio y de otros barrios populares de Bariloche. Con la familia Carrasco, sucede algo muy especial, desde el tremendo 17 de junio de 2010 en adelante, no es la primera vez que la policía los molesta e irrumpe en sus vidas. Ya tuvieron un allanamiento por una sospecha, un auto robado que le plantaron en su casa, un hermano de Nino tuvo causas con el mismo juez (Calcagno). Ahora le toca el turno a Luis Curaqueo, un primo, como dice Carmen, la mamá de Nino, “¿que más nos van hacer?”. Es un ensañamiento con esta familia, igualmente no es con la única. Nosotros diferimos con el término gatillo fácil, que es un policía que se saca y dispara, en realidad sostenemos que es un plan sistemático de represión en los barrios, no es que no estamos de acuerdo con quienes sostienen el término, sino que vemos en la policía de Río Negro, un plan de violación a los derechos de los pobres y de los jóvenes, de hecho han perseguido una murga en la calle y los molieron a palazos.

ELM: Pensando en aquel 17, los hechos se desatan a partir del reclamo de los amigos y familiares por el asesinato de Diego Bonefoi de sólo 15 años, se producen las muertes de Nicolás Carrasco (16 años) y de Sergio Cárdenas (29 años).

S.P: Son dos muertes por represión, a Diego lo ejecutó Héctor Colombini, pero no estaba solo, había una patrulla con otros 3 policías más, ¿Qué pasó con estos policías?, ¿Quién plantó las pruebas?, había una pistola, para decir que estaba armado, que luego se comprobó que era mentira. Nadie investigó más nada, está preso Colombini nada más.

ELM: Como multisectorial ¿cómo se paran ante este plan sistemático de las fuerzas ?

S.P: Estamos atentos no solo con las fuerzas de Bariloche, sino con toda la policía de Río Negro. No te olvides de Garrido (hallado ahorcado en el calabozo de la Comisaría 12 de El Bolsón, el 13 de enero de 2013), Solano (trabajador golondrina desaparecido el 5 de noviembre de 2011, en Choele Choel), Atahualpa (asesinato ocurrido el 15 de junio de 2008 en Viedma, trabajaba con vecinos de una toma en el actual barrio 30 de Marzo, militaba con su comunidad mapuche y aymará). También miramos otras provincias que están en la misma situación, a los jóvenes pobres les pasa lo mismo en todo el país. Estuvimos en Buenos Aires, con las mamás de Braian Hernández y Matías Casas, dos chicos muertos por la policía de Neuquén, en ambos casos se consiguió perpetua a los policías que los mataron. Nosotros estamos aprendiendo de otras luchas, nos sirve tender redes y hablar con otras organizaciones, para ver por donde ir, desde lo jurídico y desde lo político, porque lo judicial responde a lo político.

Lo que hicimos fue pedir la banca del vecino para hablar con los concejales de la ciudad, para ver como podemos cambiar en el derrotero judicial, que hasta ahora va al vacío, tanto las causas de Nino y de Sergio, desde lo político estamos buscando otro tipo de actuaciones.

ELM: Con respecto al caso judicial Carrasco-Cárdenas, no hay procesados ¿cómo lo ven ustedes, con qué perspectivas?

S.P: En el caso de Cárdenas el juez Calcagno está intentando poner la pericia federal por sobre la del perito que actúo desde el Centro Atómico, es la que permite identificar un grupo de policías y de donde salió el disparo.

ELM: Un absurdo que la policía se investigue a sí misma.

S.P: En el caso de Nino, te dicen no hay nada, pero la abogada de la querella encontró revisando el expediente, declaraciones de testigos desde el primer día que dicen, “yo vi quien disparó”, “yo lo puedo identificar”. Nunca se profundizó, no se los llamó a declarar, no hubo identificaciones. Por otro lado, la abogada pide que se siga la línea de PROSEGUR, que se investiguen las llamadas, quien dio la orden que entregaran las balas, pedimos las llamadas entre los móviles de la comisaría y los que estaban en la calle, toda la línea de investigación que propone la querella de Carrasco, no las habilita Calcagno. Fuimos a la Cámara y nada, ahora está en el Tribunal Superior de Justicia y tenemos un lugar en la Corte Interamericana, porque es el Estado que no está investigando, alguien le tiene que decir señores tienen que investigar, ustedes son los responsables.

17/06/2016. Página 12.

A seis años de la represión contra la protesta por el crimen de un adolescente asesinado por un policía en Bariloche, tres ex jefes de la fuerza provincial fueron procesados por el doble “homicidio culposo” de dos manifestantes, que murieron baleados durante la movilización, y por las lesiones ocasionadas a otras trece personas.

De acuerdo con fuentes judiciales, la resolución del juez penal local Ricardo Calcagno recayó sobre el ex comisario general Jorge Villanova, jefe de la Policía de Río Negro; el ex comisario mayor Argentino Hermosa, a cargo de la Unidad Regional III y máxima autoridad policial de Bariloche; y el comisario general retirado y ex secretario de Seguridad, Víctor Cufré.

El magistrado procesó a los tres ex policías como coautores del “homicidio culposo –dos hechos–” de Nicolás Carrasco, de 16 años, y Sergio Cárdenas, de 26; diez casos de “lesiones leves culposas”, tres de “lesiones graves culposas”, “abuso se autoridad” y “violación de los deberes de funcionario público”. Los procesamientos se suman a los que ya recayeron sobre los entonces comisarios Fidel Veoriza y Jorge Carrizo, jefes de la seccional 28va. –e imputados por los mismos delitos–, y de otros tres policías considerados autores materiales de los homicidios.

El fallo del juez Calcagno lleva fecha del 2 de junio, pero trascendió recién ayer, víspera del sexto aniversario de la seguidilla de hechos que generó una fuerte controversia en Bariloche, entre quienes avalaron el accionar policial y los organismos de Derechos Humanos que lo condenaron.

El 17 de junio de 2010, el cabo Sergio Colombil, de 34 años, asesinó de un balazo en la nuca a Diego Bonefoi, de 15, en el barrio Arrayanes. El policía declaró que perseguía al joven tras un presunto robo. Conocida la noticia, cientos de vecinos de los barrios de esa zona humilde de Bariloche se movilizaron para protestar y exigir justicia. Durante la manifestación, apedrearon la comisaría 28va., que tenía jurisdicción en el lugar del homicidio, por lo que la ya disuelta unidad anti disturbios BORA reprimió con balas de plomo y mató a Carrasco y Cárdenas.

Por su parte, Colombil quedó detenido tras el crimen de Bonefoi y en junio de 2011 la Cámara Primera del Crimen de Bariloche lo condenó a 20 años de prisión por el homicidio agravado con dolo eventual.

Familiares y amigos de las víctimas, junto a organizaciones sociales y políticas, volverán a marchar hoy por el centro de la ciudad para pedir justicia reclamar el fin de la impunidad de estos y otros casos ocurridos en la provincia y por los que todavía no hay condenas.

27/09/2018. Bariloche Opina. 

El próximo 8 de octubre a las 9 horas en la sala I de audiencias del edificio Pilmayquén, se dará inicio el juicio oral y público en las causas en las que juzgará a Edelmiro Fidel Veroiza, Jorge Raúl Carrizo, Víctor Pil, Marcos Epuñan, Víctor Sobarzo por Omisión de Deberes del oficio , Homicidio Culposo agravado, Lesiones Culposas Graves y Leves y Homicidio en Agresión Calificado por el Uso de Arma en Concurso Ideal.

Se encuentran co imputados también el ex secretario de Seguridad y Justicia de Río Negro, Víctor Cufré; el exjefe de la Policía de Río Negro Jorge Villanova; el exjefe de la Unidad Regional Tercera, Argentino Hermosa , en causa que tramitó ante la ex Cámara Segunda del Crimen de Bariloche. Los hechos que llegan a juicio ocurrieron en fecha 17 de Junio de 2010 oportunidad en que resultaran víctimas Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco.

El Tribunal estará integrado por los Jueces Marcelo Barrutia, Juan Lagomarsino y Emilio Riat. La Fiscalía será representada por los Fiscales Martín Lozada y Eduardo Fernández. La defensa de los imputados será ejercida por el Defensor Particular Sebastián Arrondo y el Defensor Oficial Marcos Cicciarello. La querella, en representación de los familiares de las víctimas será ejercida por las abogadas Marina Schifrin, Julieta Blanco y Natalia Araya.

Está previsto el inicio del juicio para el día 8 de Octubre y su finalización el 24 del mismo mes. Se ha dispuesto el horario de 9,00 a 15,00 horas. Prestarán testimonio alrededor de 200 personas.

About Author

Director: Santiago O´Donnell. contacto@medioextremo.com

Leave A Reply