UN HACKER HOLANDÉS VINCULADO A WIKILEAKS DESAPARECIÓ EN EL MAR

El 20 de agosto, Arjen Kamphuis, un destacado experto holandés en ciberseguridad, salió de su hotel en Bodø, en el norte de Noruega. Les había dicho a sus amigos que planeaba tomar el tren a Trondheim, a 10 horas de distancia.

Pero nunca abordó el tren. Tampoco, dos días después, en el supuesto final de sus vacaciones, tomó su vuelo de regreso a Ámsterdam. Una búsqueda intensiva por parte de la policía noruega, y dos investigadores holandeses enviados para ayudarlos no han podido localizarlo.

Un kayak que se cree pertenece a Kamphuis, que aconsejó a gobiernos, corporaciones, periodistas y activistas sobre seguridad de la información, fue sacado del mar a unos 50 kilómetros de Bodø el jueves pasado, dijo la policía, un día después de que un pescador amateur encontrara algunas de sus pertenencias, una tarjeta de identificación, flotando en el agua.

Sin embargo, los registros de celulares muestran que 10 días después de que se vio al holandés saliendo de su hotel, se encendieron brevemente su teléfono móvil personal y el del trabajo, con tarjetas SIM alemanas insertadas, a más de 1.700 km de la pequeña ciudad del norte, en Vikeså, cerca de Stavanger.

La policía dijo el jueves que estaba “manteniendo abiertas todas las posibilidades con respecto a lo que le podría haber sucedido” a Kamphuis y que persigue tres líneas distintas de investigación: una “desaparición voluntaria” que incluye un posible suicidio; un accidente; o directamente juego sucio.

El 1 de septiembre Wikileaks tuiteó a sus 5,4 millones de seguidores sobre la desaparición de uno de sus colaboradores importantes. Desde entonces, la organización ha publicado varias actualizaciones y comentarios sobre la investigación, describiendo la desaparición de Kamphuis como “extraña” y destacando el hecho de que su teléfono se activó muy lejos de donde se encontraron sus pertenencias.

Los seguidores del sitio han sugerido de diversas maneras que Kamphuis, un activista por los derechos de privacidad en línea, fue secuestrado o incluso asesinado por los servicios secretos de Estados Unidos, Gran Bretaña o Rusia, o quizás por islamistas.

La policía ha negado cualquier conexión entre la desaparición de Kamphuis y el hecho de que Bodø tiene una base aérea militar noruega, situada en el interior de una montaña cercana, y que es una parte importante de las operaciones secretas de defensa cibernética del país escandinavo.

Con una campaña en Internet utilizando el hashtag #FindArjen para ubicarlo, también se han reportado avistamientos no confirmados de Kamphuis en Suecia, Dinamarca, Alemania y varias partes de Noruega.

Los amigos del holandés han acusado a Wikileaks de usar su desaparición para su propio beneficio, y están molestos porque algunos informes de los medios han repetido que el reclamo de la organización era por un “asociado” de Assange.

“Odio lo exagerada que se está volviendo la conexión con Wikileaks de Arjen”, dijo su amiga Ancilla van der Leest. “Asesoró a muchos partidos y organizaciones periodísticas sobre seguridad. En este sentido, también fue un “asociado de Reuters”.

Los medios holandeses informaron que el holandés ayudó a algunos miembros de Wikileaks a evitar la ciberinteligencia y la vigilancia gubernamental, el tema de un libro que coescribió con Silkie Carlo, pero no está claro con qué frecuencia o con regularidad trabajó con el sitio.

También hay informes no confirmados de que visitó a Assange en la embajada de Ecuador en Londres, donde el australiano vive porque teme la extradición a Estados Unidos si abandona el edificio.

La policía holandesa dijo que Kamphuis compró un kayak plegable antes de abandonar los Países Bajos y le dijo al vendedor que iba a navegar en canoa por los fiordos.

About Author

Director: Santiago O´Donnell. contacto@medioextremo.com

Leave A Reply