La Secretaría de Minería trabaja para destrabar la Ley de Glaciares

RESUMEN DE LA NOTICIA POR SUSANA LARA

Carolina Sánchez, la nueva secretaria de Minería de la Nación, dijo que en su cartera se está haciendo un “minucioso” análisis para adecuar el marco legal que tiene el sector minero a “los desafíos de un mundo cambiante”, pero eludió tomar posiciones sobre la Ley de Glaciares que recibe fuertes cuestionamientos desde el sector privado. En cambio, invitó a quienes tienen propuestas, a que las canalicen a través de los legisladores, en el Congreso.

La primera mujer designada para ocupar ese cargo -con más experiencia en gestión ambiental que una vinculación directa con la actividad minera- dijo que no le corresponde “tomar posiciones sobre la legislación vigente, sino que corresponde asegurar el cumplimiento de la misma”, al ser consultada sobre la Ley de Glaciares. “Si hay que revisar la legislación, para garantizar reglas claras y mejores definiciones para el logro de su propósito, todos, como ciudadanos a través de nuestros representantes, podemos elevar propuestas”, agregó.

Varios sectores mineros cuestionan la ley porque dicen que no define “ambiente periglacial”, y esa inexactitud aleja nuevas inversiones. “Si hay propuestas para la modificación de esta ley sancionada hace 8 años, deberían hacerse llegar por los canales de representatividad constitucional correspondientes”, reiteró la funcionaria.

Al respecto, Mario Hernández, presidente de la Cámara Minera de San Juan, admitió que la entidad no ha elevado a los legisladores una propuesta de cambiar la ley vigente, y no lo ha hecho el Grupo de Empresas Mineras Exploradoras de la República Argentina que él integra. Tampoco conoce que otra entidad (como por ejemplo CAEM) lo haya hecho, y anticipó que lo van a estudiar.

No obstante, Sánchez sostuvo que se debe adecuar el marco legal de la actividad minera por los cambios del mundo, y también por la sociedad argentina “que espera de la minería una oportunidad para el desarrollo, y del Estado; un garante del cumplimiento de las normas, sobre todo en lo referente a la seguridad ambiental, competitividad internacional para atraer inversiones que de otro modo van a desembarcar en otros países”.

También mencionó que el Estado debe garantizar “la competitividad de las pymes locales para proveer servicios y la más amplia integración económica de las comunidades en las que se asienta”. Sus palabras sobre el tema glaciares son muy esperadas en el sector, que la mira de reojo porque la salteña es ingeniera en Recursos Naturales y Medio Ambiente, por lo que muchos la piensan como “antiminera”. “No hubiera aceptado un cargo que me produjera sentimientos encontrados”, dijo respecto a esas críticas y sostuvo que cree “firmemente que si invertimos en conocimiento, tecnología e innovación, podemos hacer minería como agricultura, forestoindustria, ganadería, etc., para desarrollar las economías regionales, sin comprometer las oportunidades de desarrollo de las comunidades futuras”.

Agregó que su tarea será “procurar optimizar el impacto positivo de la actividad minera y toda actividad económica conexa para el desarrollo sustentable de todas las regiones del país”. Y reflexionó que además de esa “sustentabilidad intergeneracional”, considera que se debe asumir la intrageneracional, es decir, “la posibilidad de que todos los habitantes de nuestro país puedan decidir sobre su desarrollo en base a su oferta de recursos naturales”.

De los avances de proyectos sanjuaninos Carolina Sánchez enumeró que Josemaría avanza con su prefactibilidad y que Filo del Sol consiguió realizar un PEA (Estudio Económico Preliminar) a fin del año pasado y viene avanzando con recategorización de recursos. Dijo además que Altar podría concretar un acuerdo con Aldebarán y su actual controlante Sianye-Stilwater que daría un marco financiero para avanzar en la PEA. Agregó que Barrick Shandong estaría evaluando avanzar con Lama sólo usando infraestructura de Veladero, que Casposo está realizando trabajos de exploración para ampliar reservas y destacó las precisiones que el ministro local Alberto Hensel dio sobre el proyecto binacional: Del Carmen-Altura. “Hay que resignificar la minería. Me refiero al análisis argumentado, transparente, sobre la necesidad de incorporar a la actividad minera como factor de desarrollo en provincias, donde por sus características naturales y por la oferta de recursos, la minería es una actividad fundamental”.

“Es relevante entender en este caso, que el coque de petróleo es producido YPF que tiene control estatal pero también un 49 % de accionistas privados. Al vender a precios muy por debajo del precio internacional constituye una transferencia de recursos de una empresa a otra”.

“Conozco el mito respecto a la mujer en este sector, pero en el mundo y en este país, están pasando otras cosas: más inclusión de la mujer en las actividades en interior de minas, en superficie conduciendo equipos pesados como ocurre en el norte, en laboratorios y en management”.

About Author

Susana es la editora de Patagonia Extremo.

Leave A Reply