Nucleoeléctrica podría recibir el crédito chino

El impacto interno del alejamiento del eje internacional chino, como exigencia de EE.UU. en esta etapa, exige replanteos coyunturales por parte del gobierno nacional para, a la vez, sostener acuerdos económicos recientes con el FMI. En este caso, traería un alivio mínimo al complejo industrial de tecnología de punta nacional de mayoría estatal.

Por el impacto del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la meta comprometida de desendeudamiento, el gobierno nacional avanza en la búsqueda de una nueva “ingeniería financiera” para la construcción de al menos una de las dos centrales nucleares con financiamiento chino.

En ese nuevo esquema la firma Nucleoeléctrica Argentina podría pasar a jugar un rol preponderante al ser la receptora del financiamiento asiático, en lugar del Estado nacional. “Se pensó en un PPP –participación público privado– pero no nos pareció lo más adecuado. Quizás esta ingeniería sea un esquema en el que la empresa Nucleoeléctrica Argentina tenga mayor protagonismo y pueda recibir la deuda”, aseguró a “Río Negro Energía” el subsecretario de Energía Nuclear de la Nación, Julián Gadano.

El funcionario remarcó que lo que se busca es “un rol menos importante por parte del Tesoro, para descomprometerlo”, y detalló que “estamos buscando una ingeniería financiera que permita no impactar en el déficit”.

Mientras Gadano aseguró que “el proyecto no está muerto y algo va a haber. Estamos rediscutiendo un poco los tiempos y el tamaño por el tema fiscal porque todo eso va al déficit”, reconoció que “puede que esto afecte los tiempos pero no creo que sea en mucho”.

Sí reconoció que es posible que en lugar de dos centrales se construya sólo una, atendiendo también al rechazo que dio Río Negro a la instalación en esa provincia de una de las centrales. “Quizás no se hagan las dos centrales sino una sola, pero tenemos intención de comenzar en plazos no tan lejanos a los que estaban inicialmente planeados”, puntualizó.

Gadano remarcó que “no está cancelado el proyecto, para nada, y al contrario, se están cerrando los contratos con China” que podrían llevar a la firma de un contrato en la visita que en noviembre planea al país el presidente chino Xi Jinping.

El financiamiento acordado con Argentina en 2014 era por 15.000 millones de dólares, que ahora podrían verse acotados a cerca de la mitad, al avanzarse hacia el desarrollo de una sola central nuclear.

Desde la embajada argentina en Beijing se anunció que la central, que correspondería con Atucha IV, demandaría una inversión de 9.000 millones de dólares.

Texto por Victoria Terzaghi. 

About Author

Susana es la editora de Patagonia Extremo.

Leave A Reply