ARIZONA: UNA NIÑA DE SEIS AÑOS FUE ABUSADA SEXUALMENTE EN UN CENTRO DE DETENCIÓN DE INMIGRANTES

El gobierno de los Estados Unidos dijo que cumpliría con el plazo ordenado por la corte para reunir a las familias indocumentadas, a pesar de que 711 niños aún permanecen separados de sus padres, incluidos los de 431 padres deportados sin sus hijos. En Arizona, se informó que una niña de seis años fue abusada sexualmente en un centro de detención de inmigrantes; en Oregón, un inmigrante detenido por el ICE describió en documentos judiciales que tenía que vivir en una habitación con otros tres hombres en la que todos tenían que comer junto a un inodoro; y dos compañías privadas que operan centros de detención fueron demandadas por pagarle a los inmigrantes un dólar por día por trabajo.

Separada de su madre por la política de tolerancia cero de Trump y derivada a un centro de detención de Arizona a cargo de los programas de Southwest Key, la niña de seis años fue forzada a firmar una declaración confirmando que entendía que era su responsabilidad mantenerse alejada de su abusador, que es otro chico detenido en el mismo centro de detención.

La niña, que solo está identificada con las iniciales DL, y su madre habían huido de la violencia de pandillas en su Guatemala natal. Según la familia, la pareja ingresó a los Estados Unidos en un punto de entrada en El Paso, Texas, el 24 de mayo, donde presentaron a las autoridades de la Patrulla Fronteriza con el papeleo alegando que tenían un “miedo creíble” de que regresar a Guatemala daría lugar a la muerte. El 26 de mayo, los funcionarios del gobierno separaron a DL de su madre y la enviaron a Casa Glendale, un refugio fuera de Phoenix operado por Southwest Key Programs. Fue allí donde ocurrió el presunto abuso.

Antes de que se llevaran a DL, su madre les proporcionó a las autoridades el número de teléfono del padre de DL, un inmigrante indocumentado que vive en California. El 11 de junio, el padre de DL recibió una llamada telefónica de Southwest Key explicando que un niño había acariciado a su hija y a otras niñas. Según el portavoz de la familia, Mark Lane, al padre de DL se le dijo que no se preocupara, porque Southwest Key estaba cambiando algunos de sus protocolos y ese abuso no volvería a suceder.  Lane dice que el padre de DL pidió hablar con un asistente social del lugar, pero, a pesar de las promesas de la ONG, nunca lo volvieron a llamar.

Pero la pesadilla no había terminado. El 22 de junio, Southwest Key contactó nuevamente al padre de DL y le informó que el mismo chico inicialmente indicado por abuso había golpeado y acariciado a DL otra vez. Según Lane, el padre de DL preguntó cómo podían permitir que esto sucediera, y la mujer del teléfono respondió que solo lo llamaba para avisarle que había sucedido, que no tenía permiso para decir nada más y tendría que hablar con el director.

Southwest Key, una organización sin fines de lucro con sede en Austin, Texas, es contratada por el gobierno federal para albergar a menores inmigrantes en 26 instalaciones en todo Estados Unidos, según un informe en Texas Monthly . Los refugios de la compañía han sido objeto de un mayor escrutinio desde que la administración Trump comenzó a separar por la fuerza a los niños de los padres inmigrantes que buscan asilo. En Texas, donde la organización sin fines de lucro opera varios refugios para niños, las instalaciones han sido citadas por cientos de violaciones en los últimos tres años. Se espera que Southwest Key reciba $ 458 millones del gobierno federal este año.

A principios de este año, la ACLU (Unión Estadounidense por las Libertades Civiles) publicó un informe, basado en 30,000 páginas de documentos obtenidos a través de la Ley de Libertad de Información, que describía cientos de casos de abuso de niños inmigrantes bajo custodia estadounidense entre 2009 y 2014.

About Author

Julián es el editor de BREAKING.

Leave A Reply