RUSIA: CON LA EXCUSA DE LAS FAKE NEWS, UN PROYECTO DE LEY PROMETE MAS APRIETE EN INTERNET

Los legisladores del partido gobernante de Rusia presentaron un proyecto de ley de “noticias falsas” que obligaría a las empresas y sitios web de redes sociales a eliminar publicaciones que las autoridades consideren “inexactas” o en efecto, pagar una multa de 800,000 dólares.

El mismo país al que las agencias de inteligencia estadounidenses dijeron que fabricó y viralizó desinformación durante las elecciones de 2016, dice que tomará medidas enérgicas contra las “noticias falsas” en su país, con una ley que según los críticos podría limitar la libertad de expresión en Internet. El proyecto de ley, presentado por los legisladores de Rusia Unida, propone responsabilizar a las redes sociales de los comentarios “inexactos” que publican los usuarios. Conforme a la legislación rusa vigente, los usuarios pueden ser castigados por contenido que se considere promueva la homosexualidad, amenace el orden público o sea de naturaleza “extremista”, con multas y tiempo en prisión.

En contraste con los debates sobre noticias falsas en los Estados Unidos y Europa, los legisladores rusos parecen estar más centrados en la disidencia nacional que en la intromisión extranjera. Los sitios web con más de 100,000 visitantes diarios y una función de comentarios deben eliminar mensajes inexactos o enfrentar una multa de hasta 50 millones de rublos, alrededor de 800,000 dólares. El proyecto de ley otorga a las empresas de medios sociales 24 horas para eliminar la información “incorrecta” después de ser notificada de su existencia.

A los que ven este proyecto como otra forma que encuentra el gobierno de Putin para apretar a sus adversarios, les preocupa también que, por exceso de precaución, los moderadores interpreten la veracidad en beneficio de las autoridades. Dicen que el proyecto de ley facilitaría al estado presionar a las compañías de medios sociales para que cooperen con los servicios de seguridad al exigirles que establezcan oficinas en Rusia, un paso que los gigantes de las redes sociales Facebook y Twitter evitaron para no caer bajo la ley rusa.

Los defensores de los derechos humanos dicen también que el proyecto de ley tiene claros ecos del término frecuentemente utilizado y en el sentido que le da el presidente Trump. Pero el uso de “fake news” por parte de Trump es utilizado ya como un término banal para los medios de comunicación que no le gustan pero luego en el resto del mundo inspiró y sigue inspirando medidas enérgicas contra la libertad de prensa y de expresión.

About Author

Julián es Editor en Regia Mag. Director del sitio de noticias GalaxiaY2K.com. Y uno de los fundadores de Medio Extremo.

Leave A Reply