REINO UNIDO SE SUMA A LA OLA DE LEGALIZACIÓN DEL CANNABIS MEDICINAL

La cultura del cannabis, en constante expansión y descubrimiento en la vida contemporánea, está revolucionando la medicina en los países más industrializados. Ya lo hizo en gran parte de Estados Unidos, Canadá, Uruguay (aún con poco desarrollo para lo medicinal, casi todo se destina a lo recreativo), entre otros, y ahora planta bandera nada menos que en Reino Unido donde después de una masiva campaña por la legalización del cannabis medicinal durante varios meses, incluida una petición lanzada online que obtuvo 240,000 firmas, la decisión de la legalización se recibió con un gran apoyo por parte de los padres de niños con problemas de epilepsia y organizaciones como la MS Society.

El cannabis medicinal está ahora legalizándose en el Reino Unido. El Ministerio del Interior anunció hoy (26 de julio) que la medicina derivada de la marihuana estará disponible con receta médica para el otoño, brindando alivio a muchas personas que padecen enfermedades que podrían manejarse con la droga.

“Casos recientes en los que participaron niños enfermos me dejaron en claro que nuestra posición sobre los medicamentos relacionados con el cannabis no era satisfactoria”, dijo el secretario del Interior, Sajid Javid. “Esto ayudará a los pacientes con una necesidad clínica excepcional”. Javid también aclara rápidamente que “esto no significa que estemos más cerca de la marihuana para el uso recreativo, este cambio de ninguna manera es un primer paso hacia su legalización”.

El anuncio se dio después de conocerse el caso de alto perfil de Billy Caldwell, un niño de 12 años con una rara forma de epilepsia a quien el Departamento de Salud de Irlanda del Norte le otorgó una licencia de emergencia para recibir tratamiento con cannabis medicinal en julio.

Se han llevado a cabo varios estudios de investigación en los EE. UU. para determinar el impacto de usar marihuana legal como medicamento para las afecciones más comunes que se tratan en ese país que incluyen dolor físico, depresión y ansiedad. La mayoría de los estudios parecen mostrar que es una alternativa mucho más segura con menos efectos secundarios que los medicamentos farmacéuticos tradicionales. Además, no se registraron muertes causadas por sobredosis de cannabis medicinal en los EE. UU., en comparación con las decenas de miles de muertes por sobredosis causadas por medicamentos farmacéuticos y opioides.

El lado B del anuncio, además de estar lejos la legalización para su uso recreativo, es la persecución policial y de la justicia británica quienes deciden cultivarlo y hacer los productos medicinales en sus casas. El derecho de los pacientes a elegir cultivar su propio cannabis medicinal debe estar permitido y protegido.

Pero más allá de estos puntos esenciales, la legalización en el Reino Unido tendría implicancias importantes para todo el sector de la salud, así como para las compañías farmacéuticas y médicas. También cambiaría radicalmente las vidas de millones de personas.

About Author

Julián es el editor de BREAKING.

Leave A Reply