ONTARIO PARA LA GENTE

La política canadiense siempre fue considerada de alguna manera excepcional, enraizada en una cultura política democrática e incluso socialista que la hace inmune a tendencias reaccionarias como el Trumpismo y la ola populista de derecha en todo el mundo. Sin embargo, su centro industrial y su provincia más grande,  Ontario, está lejos de ser inmune a estas fuerzas. Un ejemplo: las elecciones del 7 de junio de un gobierno populista de derecha del Partido Conservador Progresista (PC), dirigido por el magnate de etiquetas y embalajes Doug Ford, hermano del fallecido alcalde de Toronto, fue elegido primer ministro de Ontario.

Canadá no es inmune al aumento del populismo de derecha. La reciente elección de Doug Ford como Primer Ministro de Ontario después de años de gobierno liberal. Ford, de 53 años y ex concejal de la ciudad, ha sido comparado con el presidente estadounidense Donald Trump.Ford, por su experiencia limitada en política, sus ataques contra los medios y las élites, a quienes describió una vez como “bebiendo champán con sus meñiques en el aire”. Aunque expresó su apoyo a Trump, Ford dijo que le había prometido a Trudeau que lo apoyaría plenamente en su enfrentamiento comercial con EEUU.

En una conferencia de prensa de bajo perfil el viernes, Ford dijo: “Tendremos mucho más para compartir con la gente de Ontario en los próximos días y semanas. Lo más importante es poner en orden nuestra caja fiscal”.

El primer ministro y líder del Partido Liberal, Justin Trudeau, ofreció sus “sinceras felicitaciones” al Sr. Ford en un comunicado, al tuitear que “los habitantes de Ontario han votado a favor del cambio”.

Ford hizo una campaña populista, prometiendo luchar por “el hombre pequeño”, con el slogan For The People y hacer la vida más asequible para los residentes de Ontario reduciendo el costo de la energía, recortando el precio de la nafta y reduciendo el impuesto provincial sobre la renta.

La popularidad del PC se basó especialmente en la ira de la gente en toda la provincia con el tradicional gobernante de larga data, un agotamiento con los liberales de Ontario que se imaginan a sí mismos como un partido “centrista” favorable a las empresas que busca integrar las necesidades del capital con los trabajadores, combinando políticas orientadas a la competitividad con reformas sociales, vacilando en el tiempo entre los dos polos. En realidad, lo que hizo fue profundizar el modelo económico de bajos salarios que heredó del anterior gobierno de PC, reduciendo lentamente el gasto en programas sociales, dejando finalmente a Ontario con el menor gasto per cápita del programa en el país.

Doug Ford es un multimillonario copropietario de Deco Labels, una empresa de etiquetado y embalajes con sede en Chicago y Toronto. Él y sus hermanos lo heredaron de su padre, que era miembro del gobierno neoliberal del PC de línea dura de Mike Harris. Doug fue concejal de la ciudad de Toronto, mientras que su hermano, el difunto Rob Ford , fue el alcalde famoso por ser visto en un video fumando crack poco antes de morir en 2016.

 

About Author

Julián es el editor de BREAKING.

Leave A Reply