El gobierno de Trump ya trabaja para destruir la neutralidad en internet

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La neutralidad de la red, el concepto de que los proveedores de servicios de Internet no pueden priorizar un sitio web o servicio específico, tiene un nombre fundamentalmente aburrido, pero el nuevo símbolo podría ayudar a resolver este problema. En estos días, en protesta por la intención de la Comisión Federal de Comunicaciones norteamericana de revertir la neutralidad de la red, los activistas han adoptado el icono de carga, algo que es instantáneamente reconocible y al instante detestado, para concienciar sobre las consecuencias de rescatar las protecciones de neutralidad de la red que instrumentó la administración Obama.

El icono de carga representa una consecuencia temida: los proveedores de servicios de Internet podrían cobrar de más a los propietarios de sitios web para que su contenido sea entregado más rápido si la neutralidad de la red es revertida. En este momento, los proveedores de servicios de banda ancha no pueden priorizar el tráfico a un sitio web. La FCC adoptó formalmente la neutralidad de la red durante la administración Obama, pero Trump y su nuevo funcionario encargado Ajit Pai han dejando muy en claro que planean llevar al tacho a esas regulaciones.

Sitios como Twitter, que creó un icono de emoji para que los defensores de la neutralidad de la red utilicen, están presionando contra los cambios, diciendo que “la FCC debe abandonar su esfuerzo equivocado para obviar todo el trabajo que se ha hecho en nombre de todos los usuarios de Internet”. El blog de políticas públicas de Google advirtió que las” reglas que protegen la Internet abierta están en peligro de ser desmanteladas “.

Pero la triste realidad es que probablemente ya es demasiado tarde para el Internet abierto, ya que la FCC ha dejado también en claro sus intenciones de revertir estas regulaciones .

La neutralidad de la red parece un tema complejo y gris para entender pero es bastante simple en el mapa yankee: apunta directamente a los proveedores de servicios de Internet (ISP) como Verizon, Comcast y AT & T que deben dar a todos el mismo acceso a todo en Internet. Eso significa que incluso si un ISP es propiedad de un cristiano ultra-conservador, no puede decidir bloquear el porno , si está en Internet, usted tiene que tener acceso a ella. Su ISP tampoco puede dar prioridad a algunas cosas sobre otras como una manera de ganar dinero extra, o para aumentar su propio contenido sobre los competidores.

Imaginemos esto en el contexto argentino, con proveedores de internet cada vez mas dominantes y en pocas manos y lo más peligrosos, que pertenecen a grupos que también son dueños de empresas que a su vez generan contenidos para la red. En los Estados Unidos, esto se ha vuelto más urgente a medida que los ISP se consolidan como compañías de contenido: Comcast es propietaria de NBCUniversal, que posee una participación en BuzzFeed y Vox Media. Incluso Google, que se ha posicionado como un ISP  al proporcionar a algunas ciudades Internet de alta velocidad, tiene un conflicto de intereses, ya que posee YouTube, entre otras. En un mundo sin neutralidad de la red, todo este entramado se haría más sanguinario.

Se basa nada menos en tratar los datos por igual. Se trata de quién decide qué datos  deben ser fácilmente accesibles.

 

Vía: Observando

Share.

About Author

Julián Doyle es editor de Screenshots. También escribe sobre temas de sociedad y cultura digital. Puede ser contactado en contacto@medioextremo.com.

Leave A Reply