Rosario: Persecución a un investigador que denunció a Monsanto

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El médico Damián Verzeñassi es un investigador y subsecretario académico de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario, director del grupo de trabajo que realiza desde hace seis años los campamentos sanitarios para investigar y confirmar el nivel de incidencia que los agrotóxicos están teniendo sobre las poblaciones del interior del país. A mediados de octubre participó en La Haya del Tribunal Internacional Monsanto, iniciativa de la sociedad civil internacional para determinar la responsabilidad por delitos ambientales considerados como de crímenes de lesa humanidad y que afectan a comunidades enteras.

A la vuelta, la semana pasada, Verzeñassi se encontró con su oficina cerrada con cadenas, siendo incautados los registros de sus investigaciones donde se archivan más de 96.000 historias clínicas de 27 pueblos de la región. El médico apuntó contra la cúpula de la Facultad, asociada a empresas de agronegocios y el Gobierno: “el decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario, Ricardo Nidd, inició una persecución ideológica y académica. Lo hace contra el equipo de docentes, graduados y alumnos que sostenemos las materias Salud Socioambiental y Práctica Final, reconocidos espacios que acompañan a pueblos y familias víctimas del modelo agropecuario dominante, con transgénicos y agroquímicos”. 

Segun revelo el profesional desde hace algunos meses el equipo de Salud Socioambiental y Práctica Final, coordinados por él, viene sufriendo presiones por parte del decano, Ricardo Nidd. “La escalada tuvo su pico la semana pasada, cuando echó de su cargo de Secretario de Extensión Universitaria de la facultad, al profesor adjunto de la Práctica Final, Gastón Palacios, quien días antes había difundido en medios de comunicación resultados de los campamentos sanitarios. Y también -agregó- hizo lo mismo con la Subsecretaría de Bienestar estudiantil, a la co-responsable de la materia Salud Socioambiental, desde donde se garantiza la inclusión de estos temas en la currícula médica, Giovana Bonisoli. Los datos recolectados en los campamentos sanitarios han evidenciado los cambios en los perfiles de morbimortalidad de la región, que desde hace veinte años está sometida a un proceso de envenenamiento constante a partir de la incorporación de los organismos genéticamente modificados. Se logró asi evidenciar el impacto de semejante proceso en los ciclos vitales de los vecinos expuestos al agronegocio”.

Desde su cuenta de Twitter hoy confirmó que se habían retirado las cadenas pero que la oficina seguía cerrada. “Nuestro compromiso es con las comunidades…solo queremos se nos garantice el resguardo de la documental de nuestro trabajo. En estos momentos, las cadenas ya han sido retiradas, pero aún no podemos ingresar, ni sabemos quien se hace responsable de los datos. Si realmente no hubiese hostigamiento, por qué se sigue amenazando con denunciarnos en la justicia? #DobleDiscurso. Quieren minimizar haber puesto cadenas el lugar donde se resguardan encuestas de campamentos. Si no fue el decano, por qué aun no hay sumario?”. Además remató, “Si difundir los resultados del trabajo de quienes hacemos en los Campamentos Sanitarios es delito, ¿cual es el rol de la Universidad Pública?”.

 

 

LEER MÁS EN IZQUIERDADIARIO, ROSARIO12 Y LAVACA

 

Share.

About Author

El autor o la autora de estos posts no forma parte del equipo de Medio Extremo. La fuente se encuentra consignada en el cuerpo de la publicación.

Leave A Reply