Bahamas Papers: Pasión argentina por las sociedades offshore

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

 

 

Uno de los hijos del dictador Emilio Eduardo Massera, subsidiarias del Grupo Techint que encabeza Paolo Rocca, la petrolera Bridas controlada por los Bulgheroni, empresas del Grupo Soldati, un miembro prominente de la familia Eurnekian de Corporación América, la familia Blaquier dueños del ingenio Ledesma, y los propietarios de la empresa de seguridad y juegos Boldt son algunos de los empresarios vinculados a firmas offshore que aparecen en los Panamá Papers. También aparecen los hijos de Fernando De La Rúa (ver pág. 4) y la offshore Fleg Trading que tuvo al presidente Mauricio Macri en su directorio, más ViajeYa, otra offshore del grupo Macri (ver pág. 3)

La información disponible es más acotada que la ofrecida en los Panamá Papers o los Swiss Leaks. Si aquellas filtraciones permitieron evidenciar cómo operan dos eslabones fundamentales de la red global de servicios financieros offshore –los intermediarios en el caso de Mossack Fonseca y los bancos como el HSBC–, la publicación documentación del Registro de Compañías de Bahamas expone el rol que cumplen las jurisdicciones como el archipiélago caribeño para garantizar la impunidad y el secreto asociado a las guaridas fiscales.

Una primera búsqueda de los argentinos en esa base de datos arroja 543 resultados: se trata de los individuos que figuran como directores de esos instrumentos offshore pero también aparecen grandes empresas nacionales y firmas extranjeras instaladas en el país que crearon subsidiarias bahameñas para aprovechar el secretismo y los beneficios fiscales provistos por esa jurisdicción. A continuación, algunos protagonistas argentinos de los Bahamas Papers:

Techint: La empresa Techint International Construction Corp (Tenco) del grupo que hoy encabeza Paolo Rocca es la firma vinculada a la Argentina con más menciones en la nueva filtración. El uso de estructuras offshore no es novedoso entre los propietarios del holding que controlan la firma a través de una estructura que atraviesa guaridas europeas, fundaciones holandesas y algunos destinos caribeños. La firma Tenco tiene domicilio en Bahamas archipiélago caribeño y no es ningún secreto dentro de la firma, su nombre figura en distintos informes de Techint.

La filtración agrega algunos datos hasta ahora desconocidos de la historia offshore de ese miembro de la familia: la empresa nació en Panamá en 1952 a comienzos de la historia societaria, abrió una sucursal en Argentina en 1954, adoptó su nombre actual en 1983 y se mudó a las Islas Vírgenes Británicas, otra reconocida guarida fiscal, en 1991. De acuerdo a la información presente en la base de datos difundida ayer la empresa trasladó su dirección a Bahamas a partir 1997. Tal vez por esos viajes por el caribe desde el grupo calificaron a Tenco como “una heredera, hoy con actividad muy reducida” del área de ingeniería y construcciones. Ante la consulta de este diario informaron que la empresa “operaba básicamente en los países donde Techint no tenía sede permanente o donde necesitaba asociarse a compañías locales para poder calificar en obras de infraestructura con sus antecedentes técnicos”.

Otra curiousidad de Tenco es que a partir de agosto de 2011 su nomina de directores dejó de exhibir domicilios en Argentina y todos los responsables de la empresa pasaron a compartir el misma dirección en Uruguay.

Las razones para recurrir a las guaridas fiscales, explicaron los voceros de la empresa, radican en los beneficios impositivos y supuestas facilidades para solicitar fondos: “La modalidad offshore (Bahamas), además de las ventajas fiscales, permitía flexibilidad y un mejor acceso al crédito internacional”. Aseguran que en los últimos años su actividad se ha reducido “mucho, tan sólo participando en algunos contratos en Medio Oriente y en África”.

Gran parte de la información corresponde a listados de directivos que también formaban parte de la conducción de otras compañías del grupo. Desde la empresa indicaron que gran parte de los individuos mencionados “hace más de 20 años que no ocupan cargos en Techint”. Entre los nombres figura Agostino Rocca, el hermano de Paolo que falleció hace doce años.

– Grandes grupos empresarios locales: Con el cargo de director en las empresas Surpina LTD y Soleado INC figura Martín Francisco Antranik Eurnekian, uno de los sobrinos del titular de Corporación América, Eduardo Eurnekian. Los archivos de la nueva base de datos muestran que Martín desembarcó en el directorio de la bahameña Surpina en 2006 y que informó un domicilio en Bélgica. Al menos hasta septiembre del año pasado ambas empresas offshore estaban activas ya que la firma del directivo del holding hoy radicado en Uruguay aparece en dos actas idénticas autorizando modificaciones sobre el domicilio de las sociedades en la capital bahameña.

Los propietarios de Ledesma también figuran en la filtración divulgada ayer. Los Blaquier están a dos sociedades incorporadas al registro bahameño a finales de 2006: Financiere Translemanique SA y Derby Services Limited. Los datos asociados a esas compañías en la nueva filtración es escasa pero como ambas fueron montadas a través de Mossack Fonseca, los Panamá Papers corroboran la presencia de la familia. Otro empresario presente es Antonio Tabanelli, fundador de Boldt, la empresa dedicada a la explotación de juegos de azar y a brindar servicios, vinculada en sus inicios a la gestión de Eduardo duhalde al frente de la gobernación bonaerense. Las offshore bahameñas que lo tienen como accionista son Wastegate International GMBH y Automación Gráfica. Al igual que el caso de la familia Blaquier, su desempeño en esas compañías offshore se confirma con la documentación de Mossack Fonseca.

– Presencia permanente. La familia Smolarz aparecen en los Swissleaks, los Panama Papers y los Bahmamas Papers, una especie de triple corona en el uso de paraísos fiscales. La red de sociedades offshore utilizada por la familia Smolarz, un grupo de financistas que tuvo entre sus negocios al Banco de Servicios y Transacciones y el Banco Cetelem, se conoció con la filtración de la lista de clientes del HSBC Private Bank de Ginebra. Abrieron su cuenta en la sucursal suiza del banco en 1994 y realizaron depósitos por 29 millones de dólares que nunca fueron declarados correctamente. Aquella filtración reveló cómo los miembros de la familia aceptaron una recomendación directa del HSBC para incrementar el anonimato de su cuenta multimillonaria mediante la interposición de una empresa offshore llamada Stampa Commercial en Panamá donde no hubiera rastros de los Smolarz. La nueva filtración del Registro de Compañías de Bahamas revela la presencia de los mismos miembros de la familia (Moisés Aaron, Aida y Mina) en Davidson and Frye Copr. La offshore fue creada en 1997 pero los argentinos desembarcaron en 2009.

– Massera: Emilio Esteban Massera, el hijo del fallecido dictador, y figura en la base de datos como director del flamante Latam Fund creado el 7 de diciembre de 2015. Comparte la conducción de la empresa con otro argentino: Antonio Jesus Astinza. El hijo menor de Massera formó parte durante varios años del directorio de la financiera Puente Hermanos que hoy ostenta la categoría de banco y concentra sus negocios en la colocación de bonos de provincias y empresas actividades por las que es investigada en la justicia. Además los registros comerciales lo ubican a Massera como representante legal de Roseclair Investments y vicepresidente de Venexva Bursátil donde también convive con otros miembros de la familia, incluyendo su hermano Eduardo Enrique, quien también aparece en el directorio de Puente Hermanos.

Eduardo Enrique, ex capitán de corbeta, estuvo preso formar parte de la banda dirigida por su padre. Fue excarcelado y actualmente aguarda el jucio oral. Con el pretexto de la denominada guerra contra la subversión, Massera y sus cómplices se apoderaron de los bienes de las personas secuestradas en la Escuela de Mecánica de la Armada, entre ellos 26 hectáreas en Mendoza. Valuadas en 10 millones de dólares, pertenecían a la sociedad Cerro Largo, integrada por los detenidos-desaparecidos Victorio Cerutti, Conrado Gómez, Horacio Palma y Omar Masera Pincolini, quien no tiene parentesco con su verdugo. En la ESMA les obligaron a firmar documentos de cesión de sus bienes. De ese modo creían comprar su supervivencia, pero una vez que entregaron todo lo que tenían los asesinaron. La causa contra Massera (h) por privación ilegal de la libertad, extorsión y asociación ilícita es instruida por el juez federal Sergio Torres y también incluye a varios oficiales del grupo de tareas de la ESMA. El ex almirante fallecido en 2010 quedó a salvo porque fue declarado incapaz para enfrentar un juicio, a raíz de un accidente cerebrovascular que padeció en diciembre de 2002. Según escribió Horacio Verbitsky en este diario, la banda vendió y revendió esas tierras a una serie de sociedades integradas por personas inexistentes que usaron documentos falsos, con la clásica técnica del lavado de dinero originado en actividades delictivas. Luego de una serie de transacciones ficticias fueron inscriptas a favor de otra compañía integrada, entre otros por Enrique Eduardo Massera y con domicilio en un local del Partido para la Democracia Social, que presidía el almirante.

Hasta ahora no hay investigaciones judiciales que tiendan a establecer si el producto de los bienes saqueados a los detenidos-desaparecidos forma parte del capital con que operan las empresas del Grupo Puente o la financiera Vanexva. Puente Hermanos además aparece mencionada con tres transacciones sospechosas en uno de los anexos del informe de la comisión parlamentaria sobre lavado de dinero que presidió la ex diputada radical Elisa Carrió en el 2001.

– Petroleras: Tener filiales en Bahamas es una práctica extendida en el sector hidrocarburífero que opera en Argentina. Se trata de subsidiarias donde figuran directivos argentinos o firmas creadas para explotar determinados yacimientos. Esso, Exxon, Puma, Bridas, Ultrapetrol y PanAmerican Energy son algunas de las petroleras directamente vinculadas al país que surgen del Registro de Compañías de Bahamas. Santiago Soldati y otros miembros del grupo figuran como directivos de IP y Puma dos empresas vinculadas al holding.

 

Share.

About Author

Santiago O'Donnell es el director general de Medio Extremo. Es editor jefe de internacionales en Página 12. Y autor de tres libros: ArgenLeaks, Politileaks y Derechos Humanos® La historia del CELS. Antes de MX, trabajó en Los Angeles Times, The Washington Post y La Nación. Escribile a contacto@medioextremo.com

Leave A Reply