Bahamas Papers: Isla de banqueros y magnates

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

 

Los principales bancos del mundo son responsables de registrar a miles de sociedades offshore a través de sus filiales en la Bahamas. Así, el banzo suizo UBS es el agente registrado de 9717 sociedades a través de sus subsidiaria UBS Trustees (Bahamas) Limited.

Otro reconocido banco suizo, Credit Suisse, registró más de 9,500 sociedades a través de tres subsidiarias distintas: Credit Suisse Trust Limited (8304), Creditr Suisse Nassau Branch Wealth Management (972) y Credit Suisse AG Nassau Branch LATAM (253).

J.P. Morgan, a través de J.P. Morgan Trust Company (Bahamas) aparece como agente de registro de 1617 companies; BNP, a través de BNP Private Bank & Trust Bahamas tiene el mismo vínculo con 286 companies, y BNP Paribas con 371 y Julius Baer, a través de Firmen, Julius Baer Trust Company (Bahamas) com 312 sociedades, así como HSBC con 26 companies.

Así surge de nuevos documentos del registro de compañías de Bahamas, los llamados Bahamas Papers, que analizó Página/12 en el marco de la investigación impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

El paquete de 1,3 millón de documentos del registro entrega nombres de directores y de algunos dueños de más de 175.000 empresas, fideicomisos y fundaciones registradas entre 1990 y principios del 2016 en Bahamas.

También aparecen bancos iberoamericanos registrando empresas offshore. Santander Bank & Trust (Bahamas) Ltd., filial del Banco Santander español, figura como agente de registro de 560 compañías entre1990 y 2015. entre esas empresas figuran varias con nombres en español: Picasso, S.A., Cantabria, Inc., Iguazu, Inc., Vega Baja S.A. o Ibiza Business Inc.

Banco Atlántico (Bahamas) Bank & Trust, filial del Banco Atlántico de Santo Domingo, figuran copmo agentes de registro de 90 sociedades entre 1994 y 2004.

Además de los nombres de los grandes bancos bancos que registraron a miles de empresas en Bahamas, los documentos nombran compañías offshore con capitales multimultimillonarios, y grandes empresarios y grandes empresas de todo el mundo que buscan hacer negocios lejos de la luz pública.

Las sociedades offshore son vehículos financieros con una estructura legal similar a la de una empresa productiva, que sirven para mover dinero y activos en paraísos fiscales, donde las leyes locales les garantizan máxima privacidad y casi no tener que pagar impuestos.

Entre las empresas offshore con los capitales más elevados de los Bahamas Papers figuran un grupo de firmas con nombres prácticamente desconocidos. a saber, Brighton Preferreed Investment Ltd. fue registrada el 9 de febrero del 2005 con un capital de 8,500 millones de dólares. A su vez Binney holdings Limited figura con 6,500 millones de dólares, Nehori Inv. Limited con 5,900 millones y G.T. International Ltd. con cinco mil millones.

Distintos personaje del mundo de la política figuran en los Bahamas Papers, incluyendo un grupo de argentinos (ver páginas 4/5).La lista incluye a Theodore Brent Symonette, viceprimerministro de Bahamas 2007 to 2012. Symonette, perteneciente a una de las familias más ricas e influyentes de Bahamas,aparece como director y vicepresidente de Mid-Eleuthera Properties Limited.

También figura Walter Kieber, un ex ministro de Liechtenstein, como miembro del consejo de la fundación Baluga Familienstiftung. La fundación se trasladó de Liechtenstein a las Bahamas in 2014, el año en que Kieber murió.

La ex comisionada de la Unión Europea Neelie Kroes, el magante de las apuestas deportivas Victor Chandler, el empresario textil y el nieto del fundador de Adidas, Horst Bente Dassler, y el presidente de Nemo Inc. e hijo del sha de Persia, Reza Pahlavi, son algunos de los empresarios que figuran en los Bahamas Papers.

“Los Panama Papers muestran cómo Mossack Fonseca ayudó a clientes a usar la discreción bahameña para mantener sus nombres fuera de archivos públicos y cómo el despacho jurídico socavó el impulso global hacia la transparencia fiscal,” escribieron Will Fitzgibbon y Emilia Díaz-Struck de ICIJ al presentar los Bahamas Papers.

“Más allá de Mossack Fonseca y los Panama Papers, los archivos de Bahamas revelan detalles sobre las actividades offshore de primeros ministros, ministros de gabinete, príncipes y delincuentes convictos. En general no es ilegal tener o dirigir una empresa offshore, y en muchos casos existen razones legítimas por las cuales establecer una estructura de esta naturaleza. Pero expertos en transparencia afirman que es importante que los funcionarios públicos den a conocer sus vínculos con estas entidades.”

Los nuevos documentos filtrados incluyen los nombres de 539 agentes registrados, que son los intermediarios corporativos entre autoridades de Bahamas y clientes que desean crear empresas offshore. Entre ellos está Mossack Fonseca, el bufete de abogados cuyos documentos filtrados formaron la base de los Panama Papers. La firma estableció 15.915 entidades en Bahamas, convirtiendo a esa isla en su tercera jurisdicción más ocupada, después de Panamá e Islas Vírgenes Británicas, destacaron Fitzgibbon y Emilia Díaz-Struck.

“Las compañías offshore son usadas a menudo para facilitar el lavado de dinero,” señala Debra LaPrevotte, una ex agente del FBI a los expertos del ICIJ. “Frecuentemente, las offshore son utilizadas solo para abrir cuentas bancarias, por lo que los documentos de los registros corporativos, que pueden servir para identificar a los dueños finales, son parte de la evidencia.”

 

 

 

 

Publicado en Página 12 el 22 de septiembre de 2016.

Share.

About Author

Santiago O'Donnell es el director general de Medio Extremo. Es editor jefe de internacionales en Página 12. Y autor de tres libros: ArgenLeaks, Politileaks y Derechos Humanos® La historia del CELS. Antes de MX, trabajó en Los Angeles Times, The Washington Post y La Nación. Escribile a contacto@medioextremo.com

Leave A Reply